Fuente: El Patagónico

Varios legisladores porteños que fueron espiados desde las oficinas de la empresa privada del ex jefe de la Policía Metropolitana, Jorge "Fino” Palacios, serán citados a declarar como testigos por el juez Norberto Oyarbide, en el marco de la causa de de las escuchas ilegales.

Se trata de los legisladores Gonzalo Ruanova, Silvia La Ruffa y Diana Maffía, y del dirigente de los municipales Patricio Datarmini, cuya situación patrimonial fue requerida al sistema Nosis desde una PC ubicada en la empresa de seguridad Security Strategic Consultancy SRL.

En esa firma trabajó también el comisario Osvaldo Chamorro, sucesor de Palacios en la metropolitana y relevado apenas se descubrió ese nuevo espionaje, según admitió Chamorro el ser indagado días atrás en el juzgado federal 7 porteño.
Siguiendo la recomendación de la Cámara Federal porteña, esta mañana declaró en el juzgado una empleada de la empresa, Patricia Biondo quien complicó aún más la situación de sus empleadores al sostener que los únicos con acceso a esa computadora eran Palacios y Chamorro.

Oyarbide intenta establecer si el espionaje sobre los legisladores, que alcanzó al jefe de gabinete de Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, fue solo obra de Palacios, ya procesado y preso, o también intervino Chamorro, como supone la Cámara Federal.

La Ruffa y Maffía pertenecían a la Comisión de Seguridad de la Legislatura, algo que podría haber incidido en ser víctimas del espionaje.

Por otra parte, Oyarbide volvió a fundamentar hoy la prisión preventiva de Palacios, luego de que la Sala I de la Cámara Federal anulara ayer, por una cuestión formal, la excarcelación del ex policía aunque sin decretar su libertad desde el Penal de Marcos paz, donde permanece preso.

El magistrado sostuvo que aún quedan por producir varias medidas de prueba y que, de quedar libre, el ex jefe de la Metropolitana podría entorpecer la pesquisa haciendo uso de sus recursos. (Télam).-