Fuente: La Razón

Sólo se podrán vender bebidas alcohólicas en bares y boliches hasta las 5 de la mañana. Habrá un registro de comerciantes.

La Legislatura porteña aprobó anoche una ley que endurece las medidas de acceso y consumo de alcohol. Por ejemplo, con la nueva legislación los boliches y bares de la Ciudad sólo podrán vender bebidas alcohólicas hasta las 5 de la mañana, la entrega por delivery estará permitida hasta la medianoche y se creará un registro de comerciantes que venden alcohol, y que incluye el pago de un nuevo impuesto que estará destinado a un fondo de lucha contra las adicciones.

Otra de las novedades de esta nueva ley es que establece que quienes vendan alcohol a menores de edad serán penados con hasta 20 días de prisión. También limita el horario de la venta de estas bebidas en negocios, como supermercados o almacenes, hasta las 22. La medida tiene varios puntos en común con la reciente legislación que se aplica en la provincia de Buenos Aires, en cuanto a la regulación y el consumo de alcohol. Por ejemplo, además de la exigencia de no vender alcohol después de las 5 de la mañana, también establece que los bares y boliches deberán cerrar sus puertas a las 7 de la mañana.

La iniciativa se logró con un consenso de dos proyectos de ley sobre la misma problemática de los diputados Inés Urdapilleta, Martín Borrelli, Silvia La Ruffa y Diego Kravetz.

Las nuevas medidas podrían empezar a regir en la Ciudad antes de fin de año, aunque recién en 2010 se conocerá el canon que deberán pagar los comerciantes para vender alcohol, en una nueva sesión de la Legislatura.

Mientras tanto, se empezará a conformar el nuevo registro.