Fuente: Infobae

El ministro de Seguridad porteño recibió fuertes críticas de la oposición durante su interpelación en la Legislatura por el escándalo de las escuchas ilegales

En una sesión que se extendió pasada la medianoche, Montenegro anunció que la Policía Metropolitana estará en la calle el 15 de diciembre y la oposición reclamó que se retrase su puesta en marcha a raíz del caso de espionaje.

Los principales exponentes de la oposición solicitaron la postergación de la salida de los agentes metropolitanos por la "falta de conducción" tras el alejamiento de dos jefes designados e implicados, Jorge "Fino" Palacios y Osvaldo Chamorro.

La interpelación, que se inició con demoras alrededor de las 18:45, tuvo un tono crítico desde el inicio con la exposición de la diputada Diana Maffía (Coalición Cívica), uno de los tres legisladores que fueron "espiados" por Chamorro.

Maffía calificó como "decepcionante" la actitud del jefe de Gobierno, Mauricio Macri, de no nombrar a los afectados en la conferencia de prensa realizada a su vuelta de España. La legisladora aseguró que "el miedo de la inseguridad no va a ser resuelto por la Policía Metropolitana".

"No saquen a la calle una Policía que ya comió dos cabezas. Les pedimos que nos escuchen, pero no con Ciro James", dijo Maffía, en referencia al principal acusado por las escuchas telefónicas.

En el mismo sentido se manifestaron el presidente del bloque Identidad Porteña, Diego Kravetz, y Silvia La Ruffa, otra de las "espiadas", quienes fueron más all y responsabilizaron a Macri por la designación de "Fino" Palacios.

"Nadie entiende que el responsable es Macri. Nosotros queremos una Policía Metropolitana, no una SIDE paralela, por eso pido que se la reoriente tal cual se la votó", solicitó Kravetz.

"Toda la Legislatura le advirtió sobre Palacios y supieron todo lo que hacía. La responsabilidad política es de Macri porque lo convocó junto a todo su equipo de trabajo como asesor de seguridad", señaló La Ruffa.

Montenegro no se quedó atrás, respondió y aseguró ser "la cabeza y el responsable de la Policía Metropolitana", ante las denuncias de que se trata de una Fuerza acéfala. "No tenemos nada que ocultar en los cuerpos y en la formación de la Policía Metropolitana. Está la posibilidad para esta Legislatura de que verifiquen todo lo hecho en el Ministerio y con la Policía para que se queden tranquilos", sostuvo Montenegro.

Sólo unos minutos pasaron y llegó el cruce más fuerte en la Legislatura, cuando tomó la palabra Aníbal Ibarra (Diálogo por Buenos Aires) y denunció un "silencio de conveniencia" por parte del Gobierno porteño. "Ustedes (le dijo a Montenegro) nunca tienen algo que ver y ahora son los responsables porque tienen que organizar la Policía Metropolitana. Ustedes designaron a Palacios y Chamorro, y no pueden explicar cómo ingreso Ciro James ni tampoco una sola tarea de las que hizo", dijo.

Y agregó, antes de motivar la reprobación de la sala por su abuso de tiempo: "No lo quiero pensar, pero todos los datos me llevan a creer que no quieren investigar y adoptan un silencio de conveniencia".

Montenegro, que debió pedir un cuarto intermedio, no esquivó las preguntas y defendió el modelo de Policía, luego de reafirmar la probable presentación en sociedad para el 15 de diciembre próximo. "La Fuerza saldr cuando esté lista, en el momento que est‚ operativa y completa, que seguramente ser el 15 de diciembre", explicó.

En ese sentido, reconoció que no existe "disparidad de criterios con el civil designado como jefe de la Policía de la Ciudad, Eugenio Burzaco, luego de su paso como diputado nacional del PRO.

"No me arrepiento ni un día de la decisión de asumir como ministro de Seguridad porteño", concluyó Montenegro uno de los tramos de su exposición y ante una pregunta específica del diputado Juan Manuel Olmos, titular del Bloque Peronista.


Fuente: NA