Fuente: Ámbito Financiero

Los distintos sectores del peronismo porteño comenzaron a movilizarse, en un retardo tras las elecciones de junio, que aún mantiene distantes a distintas porciones, como las del propio PJ y otros sectores que buscan vida propia en el antimacrismo. Lo curioso es que esas diversidades se vienen encontrando, de todos modos, en las actividades con las que cada cual busca protagonismo, al punto de haber coincidido los rivales de las elecciones porteñas Jorge Telerman y Daniel Filmus, en más de una ocasión.

Entre otros ritos, se celebró la jura como abogado del actual legislador porteño Juan Manuel Olmos, titular del PJ Capital, a la que asistieron, además de peronistas, diputados de la oposición, al punto que al subir a recibir el diploma se exclamó: «Hay quórum». Olmos, también, condujo un acto en la nueva sede del peronismo de la Capital Federal para embestir contra la gestión de Mauricio Macri y hacer caer la candidatura de una fiscal a la Corte de la Ciudad, especialmente apurado por los sectores internos que le reclaman al bloque legislativo más confrontación con el oficialismo local. Participaron, entre otros, los sindicalistas Andrés Rodríguez y Víctor Santa María; el secretario de Cultos, Guillermo Oliveri; Carlos Montero; Federico Saravia; Fernando Barrera, y los legisladores Silvina Pedreira, Dora Mouzo, Christian Asinelli, Silvia La Ruffa, Inés Urdapilleta, Alicia Bello, Sebastián Gramajo y Juan Cabandié (que en conjunto conforman tres bloques diferentes en la Legislatura porteña, como para dar cuenta de la partición).

En esa tenida no estuvo Alberto Iribarne, quien tuvo lo suyo en una presentación junto a Juan Urtubey para dar apertura a cursos de formación en la doctrina, que auspicia también el PJ porteño. Más de 600 personas asistieron, por otra parte, al lanzamiento de la Fundación para el Análisis de Políticas Públicas (FAPPU), la semana pasada, que pilotea Leonardo Boto, director ejecutivo del Instituto Nacional de Promoción Turística, quien definió la iniciativa como «un espacio para pensar la Ciudad». «Soñamos una Buenos Aires donde palabras como justicia social, solidaridad, compromiso y eficiencia sean, de verdad, el centro de acción de un proyecto integrador y convocante», agregó Boto al anotarse en la interna porteña, desde un hotel céntrico. El acto reunió al gobernador de San Juan, José Luis Gioja; al presidente del Banco Central, Martín Redrado; al secretario de Turismo, Enrique Meyer; a Filmus, Telerman y también, entre otros, a Nacha Guevara, además de los asistentes de rigor Olmos, Santa María y Rodríguez.

Boto anticipó que la Fundación presentará un observatorio para controlar el Presupuesto de la Ciudad y un plan para urbanizar en seis años los barrios precarios.