Fuente: Crónica

Legisladores porteños presentaron un proyecto de ley para regular el funcionamiento de los boliches en la Ciudad. Contempla que cierren a las 6.30, el límite de admisión hasta las 3 y la eliminación de la denominada “jarra loca”.

Los legisladores Diego Kravetz y Silvia La Ruffa dieron a conocer los detalles de la iniciativa durante un encuentro en Mar del Plata con el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli.

“Nuestro proyecto apunta a que la Ciudad y la Provincia tengan legislaciones parecidas que obtengan como resultado homogeneizar las políticas referidas a la nocturnidad para garantizar la eficacia y que se alcancen los objetivos de prevención para que todos los jóvenes puedan disfrutar y regresar a sus hogares en condiciones de seguridad”, aseguraron los autores de la iniciativa.

“Es muy importante sostener criterios comunes en esta materia porque vivimos en un área metropolitana. Por eso apuntamos a que los jóvenes finalicen su diversión al mismo tiempo a ambos lados de la General Paz, disminuyendo así el peligro que implicaría el traslado a altas horas de la noche de un lugar a otro”, subrayó Kravetz.

Puntualmente, el proyecto prevé que los locales puedan funcionar hasta las 6.30, con un límite de admisión de clientes a las 3 y el cese de venta y expendio de bebidas alcohólicas a las 5.30.

Además, incluye un artículo destinado a la prohibición para “suministrar a cualquier bebida alcohólica en vasos, copas o similar que superan los trescientos cincuenta mililitros de capacidad” y así evitar la venta de la denominada “jarra loca”.

Al respecto, La Ruffa explicó que “proponemos eliminar la jarra loca con el fin de evitar el consumo desmedido de alcohol”.