Fuente: La Prensa

Los legisladores porteños Kravetz y La Ruffa buscan que Ciudad y Provincia tengan normas parecidas


La legislación busca que se obtenga un resultado homogéneo aplicando parámetros similares a los bonaerenses y adecuando los horarios de admisión y cierre de locales. Evitarían que los chicos crucen la General Paz en busca de diversión.
Los legisladores de la Ciudad del bloque Identidad Porteña (IP), Diego Kravetz y Silvia La Ruffa, presentaron ayer un proyecto de ley tendiente a regular algunos aspectos referidos a los locales de baile, en sintonía con lo que hizo la Provincia de Buenos Aires.
"Nuestro proyecto apunta a que la Ciudad y la Provincia tengan legislaciones parecidas que obtengan como resultado homogeneizar las políticas referidas a la nocturnidad para garantizar la eficacia y que se alcancen los objetivos de prevención para que todos los jóvenes puedan disfrutar y regresar a sus hogares en condiciones de seguridad", aseguraron los diputados Kravetz y La Ruffa.
Entre los argumentos que esgrimieron los legisladores, manifestaron que se "se propone implementar parámetros similares, adecuando los horarios de admisión y cierre de los locales”.
Y también hace hincapié en la impo ocia de sincronizar políticas conjuntas entre la Capital Federal y la Provincia.
"Se busca evitar que las normas más restrictivas al otro lado de la General Paz lleven a un aumento de la masa de concurrentes a los discotecas porteñas, con el peligro de que se colapse su capacidad. La coherencia en la política de las dos jurisdicciones y permitirá que se alcancen los objetivos que se persiguen, no condenándolos a su fracaso", señala el proyecto.
Al respecto, Kravetz, consideró que "es muy importante sostener criterios comunes en esta materia porque vivimos en un área metropolitana. Por eso apuntamos a que los jóvenes finalicen su diversión al mismo tiempo a ambos lados de la General Paz, disminuyendo así el peligro que implicarla el traslado a altas horas de la noche de un lugar a otro".
La Ruffa, en tanto, manifestó que "con respecto al límite en el expendio de bebidas alcohólicas una hora antes del cierre de los boliches, buscamos prevenir riesgos en accidentes de tránsito y situaciones de violencia a las salidas de estos lugares. A su vez, proponemos eliminar la 'jarra loca' no permitiendo que se sirvan bebidas en vasos cuya capacidad sea mayor a 350 mililitros, con el fin de evitar el consumo desmedido de alcohol".
Este proyecto, que ya tiene media sanción en la provincia de Buenos Aires, prevé que los locales bailables cierren sus puertas a las 5.30, y que dos horas antes cesen con la venta de bebidas alcohólicas. Además, prohibe el delivery de alcohol.
Sin embargo, el jefe de Gabinete de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, se mostró reticente con la posibilidad de que se limite el horario de los boliches porque se teme que los jóvenes salgan a la calle en un horario donde todavía no salió el sol.
ACOMPAÑAMIENTO .
En tanto, la Federación Económica de la provincia de Buenos Aires (FEBA) pidió ayer a la ciudad de Buenos Aires y a otras jurisdicciones que acompañen la Ley de nocturnidad impulsada por el gobierno bonaerense para garantizar "la efectividad" de la norma.