Fuente: Clarín

Recomiendan iniciar el proceso para su destitución

Lo aprobó la comisión acusadora del Consejo de la Magistratura porteño, que controla a los jueces.

Elsa Parrilli amenazó y discriminó a dos agentes de tránsito luego de que una grúa le llevara el auto.

Nicolás Pizzi
npizzi@clarin.com

La jueza Elsa Parrilli, que amenazó y discriminó a dos agentes de tránsito porteñas luego de que una grúa le llevara el auto, quedó al borde del juicio político. La comisión de Acusación del Consejo de la Magistratura porteño aprobó ayer por unanimidad un dictamen que recomienda la apertura del proceso de destitución, tal como había anticipado Clarín. La decisión final quedó en manos del plenario del organismo, integrado por nueve miembros.

Los tres integrantes de la Comisión, Liliana Blasi, María Teresa Moya y Gabriel Vega, aprobaron la acusación contra la magistrada y rechazaron los planteos que hizo la defensa en su descargo, la semana pasada. Entonces, la jueza había adjudicado su estado anímico a problemas de salud personales y de su hija. "Los consejeros dijeron que no estaban probados y desestimó todos sus argumentos", confió Mauricio Devoto, presidente del Consejo de la Magistratura.

El plenario, integrado por tres jueces, tres abogados y tres representantes de la Legislatura, quedó a cargo ayer mismo del expediente y mañana comenzará a debatirlo.

Es que tiene poco más de 30 días para dar su veredicto: podría aprobar el juicio político, desestimar la acusación o resolver todo con una simple sanción. Según el reglamento, la decisión debe contar con al menos seis votos.

Recién entonces se convocará a un Jurado de Enjuiciamiento, que tiene un plazo de 90 días. Todos sus miembros ­también son nueve­ se eligen de listados que aportan cada uno de los estamentos (jueces, abogados y legisladores).

Dos de los jueces deben ser magistrados de primera instancia y de Cámara, y uno del Superior Tribunal, la máxima instancia judicial de la Ciudad. Los tres legisladores deberán sortearse entre Jorge Garayalde, Martín Borrelli (PRO), Raúl Puy (Diálogo por Buenos Aires), Juan Manuel Olmos (Peronista), Silvia La Ruffa (Identidad Porteña), Ivana Centanaro (Juventud Yrigoyenista), Gonzalo Ruanova (Espacio Plural) y Diana Maffía (CC). Los abogados también se eligen a último momento a partir de un listado de ocho integrantes.

Por otra parte, y antes, la Justicia deberá responder a las denuncias penales contra la jueza. En los próximos días, quizás esta misma semana, el juez Norberto Circo llamará a las dos agentes que la denunciaron, a la propia Parrilli y al fiscal Angel Carestia a una audiencia a raíz del pedido de probation (suspensión del juicio a prueba) intentado por la defensa.

Para no ir a juicio oral, Parrilli ofreció pagar $ 5.000 a cada una de las chicas, entregar el registro de conducir por un año y realizar tareas comunitarias. Fuentes judiciales consultadas dijeron que, es muy probable que el fiscal se oponga e insista con el juicio, que debe decidir finalmente el juez.

"Podría hacer lugar a la probation aunque no coincida con el criterio del fiscal, hay antecedentes que lo avalan", explicó una fuente.

Circo atendió ayer un llamado de Clarín pero no quiso preguntas.

"La causa está en pleno trámite", se excusó. Los abogados defensores ni respondieron a los reiterados llamados de este diario.

Parrilli está acusada en lo penal por los delitos de amenazas y discriminación. "Ganan 1.200 pesos para joder a la gente, ¡todas morochas, ni una rubia contratan!", les dijo aquel día a las dos guardias de Tránsito, al retirar el auto mal estacionado. "Yo no pago nunca", gritó. También amenazó a una de ellas con meterla "presa ocho meses". Todo fue grabado por las cámaras de seguridad del lugar.