Fuente: La Nación

Al cierre de esta edición se debatía un proyecto de la oposición al que adhirió el macrismo


La Legislatura porteña se aprestaba a aprobar anoche, en una sesión especial, la fecha de elección de autoridades comunales, que todo indicaba que se realizarían el 5 de junio de 2011.

El macrismo había propuesto que la elección no tuviera una fecha precisa, pero que se concretara antes del 31 de octubre de 2011. Pero el bloque oficialista no consiguió el consenso necesario para impulsar esa moción y debió sumarse a la propuesta de legisladores ex kirchneristas, entre otros, que proponían como fecha el 5 de junio de ese año.

En un recinto repleto de vecinos, de algunos representantes de asociaciones vecinales y de aspirantes a ocupar un cargo en las futuras comunas, los discursos de los legisladores del oficialismo y de todos los que proponían elecciones para 2011 fueron abucheados.

Oscar Moscariello, jefe del bloque macrista y el primero en tomar la palabra, explicó: "El llamado a elecciones para 2011 responde a una cuestión que para nuestra gestión es de vital importancia: la ciudadanía no puede ser convocada a elecciones en forma permanente. Sin lugar a dudas, consideramos que las consecuencias que de ello derivan generan un enorme perjuicio al funcionamiento de la ciudad". Y agregó: "De aquí en adelante resta un trabajo conjunto. Daremos un paso clave si logramos definir la fecha de las elecciones".

Cabe recordar que la Legislatura convocó a la sesión después de que el Tribunal Superior de Justicia convocó a una audiencia pública para fijar la fecha de la postergada elección que, por imperativo constitucional, debió haberse realizado en octubre de 2001.

Unidades descentralizadas

Las comunas son unidades descentralizadas de gobierno consagradas por la Constitución porteña que, por la ley local 1777, tendrán a su cargo desde el mantenimiento urbano en vías secundarias y de menor jerarquía hasta la tarea de control. Con sedes barriales y una junta de gobierno que integrarán vecinos de la comuna, tendrán como finalidad brindar una instancia de gobierno cercana a los ciudadanos y a sus problemas.

La diputada Silvia La Ruffa (Identidad Porteña) dijo que la fecha que promovía era el 5 de junio de 2011, porque entiende que con ella se garantizará que las elecciones se lleven adelante. "El año próximo no lo vemos posible y podría sufrir más postergaciones", dijo.

En la misma sintonía, Diego Kravetz, jefe del bloque IP, dijo: "Es una deuda histórica que han mantenido los distintos jefes de gobierno de 2001 a esta parte con la Constitución de la ciudad y que hoy esta Legislatura está saldando. Esperamos que se cumpla la convocatoria a elecciones propuesta porque estamos convencidos de que el acercamiento de los vecinos al gobierno de la ciudad va a generar soluciones más rápidas de los problemas urgentes que vayan surgiendo en los barrios".

Vale recordar que, desde que asumió como jefe de gobierno, Mauricio Macri ha venido dilatando la elección de comuneros con distintas estrategias, algo que, de alguna manera, conseguirá, pues se votará sobre el final de su gestión.

Juan Manuel Olmos, del Bloque Peronista, dijo que "poner en marcha la organización de las comunas no sólo es un imperativo democrático y constitucional, sino la manera de garantizar la participación de los vecinos para que la gestión sea con mayor compromiso social".

Orden judicial
La legisladora del bloque Igualdad Social-Proyecto Sur Liliana Parada sostuvo: "Pro no quiere comunas. Como debe cumplir una orden judicial, las van a sacar, pero a medida de su conveniencia En lugar de llevarse a cabo en 2010, harán los comicios [para elegir comuneros] cerca de las elecciones generales [de 2011] y no separadas, tal como ese partido prometió a los vecinos cuando era oposición. Ahora que es gobierno, hace lo contrario".

Anoche, los legisladores se aprestaban a aprobar el proyecto de ley que establece que el jefe de gobierno convocará a elecciones de autoridades comunales en los términos del artículo 20 de la ley 1777, "con anterioridad al 5 de junio, a efectos de elegir los siete miembros de la Junta Comunal". Según trascendió también, el macrismo buscaba establecer que de las siete autoridades comunales sólo una fuera rentada.

Martín Hourest (bloque Igualdad Social) dijo: "Hay que tener decencia y esta gestión no la tuvo. Como no se ha avanzado en el proceso de descentralización, la estrategia del oficialismo es «votemos y después vemos; que se arreglen con lo que pueden». El macrismo no quiere someterse al veredicto popular". El diputado fue aplaudido por los vecinos.

Ayer, durante casi toda la jornada, varias asociaciones vecinales y ONG protestaron, con bombos y pancartas, frente a la Legislatura; parte de esa queja se trasladó hasta la Jefatura de Gobierno. En ambos edificios se cerraron las puertas para evitar conflictos.

"El macrismo, en estos dos años, solamente desconcentró los servicios, pero centralizó las decisiones y no incorporó a los vecinos", dijo el titular del bloque de la Coalición Cívica, Sergio Abrevaya.

Las críticas por la elección de la fecha trascendieron el ámbito político porteño. El diputado nacional socialista Roy Cortina, principal impulsor de la ley de comunas, destacó: "Al fijar una fecha para 2011, Macri gana tiempo para inventar excusas y no cumplir con la Constitución de la ciudad".