Fuente: Noticias Urbanas

En la segunda etapa de la presentación del ministro de Desarrollo Económico porteño, los legisladores expresaron sus dudas sobre los números que se presentaron para el área. Desde Deportes al Polo Tecnológico, pasando por los programas de emprendedores y las obras en villas.

Por Martín Mérola

La segunda parte de la presentación del ministro de Desarrollo Económico, Francisco Cabrera, en la Legislatura porteña tuvo fuerte protagonismo para temas relacionados a la baja en el subsidio al empleo en el Presupuesto 2010, a los recortes en lo referido a industrias creativas y a las obras en polideportivos. Igualmente cada legislador aprovechó su tiempo al micrófono para realizar sus propios planteamientos.

En un clima de cierta distensión que no promete repetirse en las visitas de otros ministros, el socialista Julián D'Angelo fue el primero en esbozar sus cuestionamientos a Cabrera. El principal tema al que hizo referencia, que luego retomarían muchos de sus colegas, fue el de la poca inversión en programas de empleo.

Además hizo referencia al actual Polo Tecnológico, cuestionando sobre las cifras en cuanto a empleo y recaudación que brinda el área, y al futuro Polo Audiovisual. Para cerrar, inquirió sobre el cuerpo de inspectores, el número de inspecciones realizadas en 2009 y si desde el Ministerio se apunta tanto a las marcas denunciadas como a los talleristas.

Con respecto a la primera pregunta, Cabrera aseguró que "en tiempos de crisis los programas de subsidios al empleo no sirven" ya que no se asegura la contratación por parte de las empresas. En cambio, ponderó el apoyo a los emprendedores y el desarrollo de Pequeñas y Medianas Empresas como generadoras de nuevos puestos de trabajo.

Pasando a la recaudación por el Polo Tecnológico, explicó que las bajas no se deben sólo a la búsqueda de nuevas inversiones del sector en la Ciudad sino también a que se adhirió a una ley nacional en apoyo al desarrollo del software. Por último, prometió comunicar por escrito los nombres de las marcas denunciadas por el trabajo esclavo.

Sergio Abrevaya (Coalición Cívica) fue el encargado de inaugurar las preguntas sobre la baja en el área de Deportes, tema en el que se involucraron también el ibarrista Raúl Puy y Raúl Fernández (Encuentro Progresista). A estos cuestionamientos hizo frente el subsecretario del área, Francisco Irrarázaval, quien antes que nada defendió el trabajo realizado en 2008 con los clubes de barrio, "con prioridad para la zona sur".

Entre otros temas el funcionario debió aclarar desde el cambio del sistema nutricional en las colonias de verano hasta la derogación de la resolución que planeaba arancelar los polideportivos ubicados en los grandes parques porteños. Además aseguró que este año para las colonias de verano se implementará un nuevo sistema de transporte que se basará en la proximidad geográfica de los chicos a las colonias.

El subsecretario de Deportes también habló de las obras en los polideportivos. Por un lado aseveró que la subejecución en construcción de inmuebles en el Parque Sarmiento se debió al freno del FOISO que debía aportar fondos para construcciones. Por el otro, consideró que la mayoría de los trabajos que se realizan en los centros son de mantenimiento, y por lo tanto no presupuestados como obras, y que se avanzará en el próximo año en la construcción del Centro Deportivo y Recreativo para personas con necesidades especiales.

Silvia La Ruffa (Identidad Porteña) fue la siguiente en presentar sus dudas a Cabrera. Acerca de las políticas para combatir el trabajo infantil, el ministro aseguró que no existe una política específica sino que se limitan a cumplir la ley. Más adelante, interrogado por la ibarrista Gabriela Alegre, debió prometer referir los requerimientos que deben cumplir los programas que hacen participar a niños aunque no sean de interés cultural.

El funcionario macrista también debió aclarar que no hubo disminuciones en la cantidad de inspectores y que incluso se solicitaron unos "20 o 30 más" para abarcar la totalidad de las denuncias que se presentan. Por último informó que se planean ubicar cinco comisarías para la Policía Metropolitana y que, si bien aún no están definidas las locaciones, ya se conocen los barrios donde se instalarán.

A su turno, la diputada de la Coalición Cívica Diana Maffía, quien fiel a su feminismo consideró que el gabinete de Cabrera tenía un "exceso de testosterona", cuestionó al ministro por la desaparición de un programa especial para la promoción del empleo femenino. Para completar, introdujo la cuestión de las disminuciones en la promoción de las industrias creativas.

Cabrera aseguró que los planes de subsidio de empleo que se eliminaron no eran exitosos pero que eso "no significa que dejemos de lado a los grupos más vulnerables". En cambio alegó que se puso a consideración dar un beneficio extra a los emprendedores que integren estos grupos en los programas de apoyo a estas iniciativas. En cuanto a las industrias creativas sentenció: "Vamos a llevar adelante los programas con los pocos recursos que tenemos".

Durante las preguntas de los diputados Eduardo Epszteyn (Diálogo por Buenos Aires) y Martín Hourest (Igualdad Social) surgió una confusión en cuanto a la forma de calcular la cantidad de empleos que se formarían con la inversión en iniciativas emprendedoras. Para Hourest, el planteamiento del presupuesto respondía a "un aumento en el pago de deuda y una disminución en la generación de riqueza". Además, se realizaron planteos en cuanto a cómo se llevan adelante las obras en las villas de emergencia.

Facundo Di Filippo (Coalición Cívica), presidente de la Comisión de Vivienda, profundizó las preguntas sobre las obras en las villas y el rol de la Unidad de Gestión de Intervención Social (UGIS), especialmente en lo referido al trabajo con cooperativas. Además, alegó la existencia de una "distribución imparcial" del presupuesto entre distintos sectores en relación a su afinidad política e introdujo cuestionamientos sobre determinadas concesiones del Gobierno.

Para responderle tomaron la palabra Javier Solari Costa, director general de concesiones, y Humberto Schiavone, presidente de la Corporación Sur. Este último fue quien explicó como funciona el presupuesto de la Corporación (presupuesto propio y partidas para obras derivadas de otras áreas) y el sistema de contratación de cooperativas, que responde a un registro público a partir del cual se invita a un concurso a las cooperativas que puedan realizar obras de menor envergadura.

Para cerrar, la diputada Gabriela Alegre solicitó que se le detallara por escrito el aumento de la UGIS en el área de "alquileres y derechos" y cuestionó la "desaparición del programa de empresas recuperadas". También pidió la reglamentación de la ley de trata y la protección de bienes.

"En cuanto a las empresas recuperadas pensamos cumplir con la ley", prometió el ministro, asegurando que en las causas de quiebra la Ciudad busca hacen un seguimiento en los juzgados a pesar de que en varios de estos se considera que el Gobierno no debe intervenir. Con respecto a esto Gonzalo Ruanova, compañero de bloque de Alegre, comento su "decepción porque hay cero pesos en esa partida".

La jornada concluyó con un nuevo equívoco que tuvo como protagonistas al diputado Aníbal Ibarra (Diálogo por Buenos Aires) y al subsecretario de Contrataciones del Ministerio, Carlos Pirovano, quien debió aclarar que no colaboraba con la Fundación Libertad desde hacía más de 10 años.