Fuente: Noticias Urbanas

En un concurrido acto, las flamantes autoridades del peronismo porteño inauguraron la nueva sede partidaria, situada en el barrio de Monserrat. El presidente del Partido Justicialista convocó a la unidad de los peronistas, lamentó que Ginés González García y Jorge Telerman se hubieran enfrentado en elecciones pasadas y adelantó que en el 2011 el justicialismo disputará el gobierno porteño

Por Horacio Ríos

Estaban todos. Además de las autoridades partidarias -que asumieron el 17 de septiembre último-, había kirchneristas, macristas, duhaldistas y hasta antiguos menemistas.
Cuando Juan Manuel Olmos dio por cerrado el acto de inauguración con un encendido discurso, la Marcha Peronista atronó el espacio, uniendo a amigos y a adversarios, en ese canto que lo mismo resuena en la alegría, como en el dolor o en la pelea.

Concurrieron, además de la totalidad de las nuevas autoridades del peronismo local, el secretario de Cultura de la Nación, Jorge Coscia; José "Pepe" Santa María, Inés Urdapilleta, Dora Mouzo, Eduardo Valdés, Ginés González García -que ingresó al lugar como una estrella de cine, asediado por las cámaras y encandilado por las luces-, Silvia La Ruffa y, por supuesto, Jorge Telerman, al que el Partido Justicialista propuso el 28 de junio para encabezar las listas del distrito, sin lograr perforar la coraza del ex presidente Néstor Kirchner.

LA LITURGIA QUE NO CESA

No fue ocasión para palabras floridas, ni para verba inflamada. Sencillez, mucha gente -no menos de 1.200 personas, de las que muchas debieron seguir las alternativas desde la calle-, y cosas concretas, sin espacio para las promesas imposibles ni para las frases tribuneras.

Juan Manuel Olmos -el presidente que quiere llamar a elecciones internas- fue el único orador. Reconoció primero a quienes trabajaron en la construcción de la nueva sede, a los dirigentes, a los arquitectos Bárbara Rossen, Eduardo Cajide y Alberto Farji y a la empresa constructora que realizó la obra.

Luego agradeció a los principales puntos de apoyo que tuvo en el proceso que culminó en la noche del 16 de octubre: los sindicalistas Víctor Santa María y Andrés Rodríguez.

LLAMADO AL COMPROMISO

"Yo creo que las epopeyas logradas a partir de creer en una causa se logran con militancia, con compromiso, pero también con sueños. Muchos de los que están acá hicieron posible que un 17 de octubre el pueblo saliera a la calle a rescatar al coronel del pueblo, al coronel Perón, porque sabían que con él iba su sueño de soberanía política, de independencia económica y de justicia social. Este pueblo tuvo un sueño y lo logró ese 17 de octubre, al que siguieron diez años del gobierno más maravilloso del que tenga memoria la República Argentina", manifestó Olmos, en su discurso de apertura.

"Cuando la Revolución Fusiladora de 1955 pensó que con un decreto que prohibía nombrar al general, a Evita, al 17 de octubre y a cualquier otra alegoría sobre 'el tirano prófugo' iba a borrar en el pueblo la memoria del peronismo hubo una Resistencia Peronista, hubo compañeros que dieron su vida para que el general Perón regresara a la Patria y retornara un gobierno nacional y popular y por eso, porque hubo un sueño de otra generación de argentinos, que hoy también están representados, un 17 de noviembre de 1972 un avión trajo de vuelta a la Patria al general Perón, triunfante, para volver al gobierno por tercera vez".

"Porque hubo también un sueño después de la peor y más feroz dictadura que sufriera nuestro pueblo, que quiso borrar a una generación entera, los que quedaron, en 1983, dijeron que a pesar de las bombas, de los fusilamientos y de las proscripciones, el peronismo seguía en pie. Un sueño nos sostuvo y por eso el Justicialismo siguió en pie."

"Yo quiero en este momento compartir con ustedes un sueño mucho más modesto que esas epopeyas históricas. Es el sueño de tener un partido en el que todos tengamos lugar. Un partido en el que la discusión política nos enriquezca y no nos divida. Un partido político que capacite a sus cuadros, para que cuando nos toque el gobierno trabajemos para los más necesitados, por los que más sufren en esta ciudad. Un sueño que evite que compañeros como Ginés González García y Jorge Telerman nunca más vayan enfrentados en las listas y que nos permita ir todos juntos, unidos, a ganar el gobierno en 2011, porque esta ciudad necesita un jefe de Gobierno peronista."

"Si nos comprometemos y nos ponemos codo a codo y si dejamos de lado nuestras diferencias, yo creo que vamos a poder cumplir con ese sueño y vamos a poder recordar esa frase del general Perón, que nos recuerda que 'vivir es luchar y luchar es soñar", finalizó el presidente del PJ porteño.

Luego, Olmos convocó a reconstituir el Partido Justicialista. "La casa ya está, ahora viene la política, pongámosla con militancia, pongámosla con coraje", exhortó a la enfervorizada multitud.