Fuente: Página 12

Por Werner Pertot

Treinta por ciento menos de obra pública, 200 millones menos para viviendas sociales, cero aumento a los empleados públicos. Estos fueron algunos de los números que los opositores porteños le cuestionaron al ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, que presentó el proyecto de Presupuesto 2010. Ante las preguntas de los diputados, Grindetti afirmó que no hay plata para aumentos de sueldo ni para viviendas. El ministro anunció que la ciudad tendrá su propia medición de precios, que estudian inversiones privadas para el subte y que saldarán los terrenos de la ex AU3 –de donde planean desalojar a 700 familias– por cerca de 240 millones de pesos. Otro precio de regalo, como el de los terrenos de Catalinas Norte, que se venderán por tres veces menos su valor de mercado.

Grindetti fue ayer el primero de los ministros en desfilar por la Comisión de Presupuesto de la Legislatura. El ministro cuestionó los números del Indec que muestran “un mundo tan ideal como irreal” y anunció que va a iniciar una medición propia del índice de precios. También dijo que intentarán salirse de la Ley de Responsabilidad Fiscal y votar una norma local para poder endeudarse. Los dos eran reclamos del legislador de Igualdad Social Martín Hourest. El ministro macrista sostuvo que presentarán un financiamiento privado para la ampliación de las líneas A, B y H de subte y también anunció que “en 30 días” pasarán a planta a los contratados que siguen bajo los decretos 948, 959 y por planes jefes y jefas. Ante el anuncio, los legisladores Silvia La Ruffa y Gonzalo Ruanova le advirtieron que detectaron “una disminución de casi el 5 por ciento en el número de contratados”. Grinde-tti lo atribuyó a jubilaciones.

“En la previsión del 6,5 por ciento de inflación no difieren del Indec. Se volvieron morenistas”, los chuceó Aníbal Ibarra y les recordó que mantienen los superpoderes. También preguntó si prevén algún aumento salarial. “Efectivamente, no hay previsto incrementos de sueldo. Esto obedece a que no dan los números para dar aumentos”, sentenció Grindetti y aseguró que lo considerarán si “eventualmente” aparecen fondos.

“Los adverbios de modo son formaciones complejas: usted dice que ‘eventualmente’ habría aumentos de salarios, además desinvierten (el gasto de capital cae un 30 por ciento) y cae el gasto social: en educación un 2,2 por ciento, en vivienda, un 39 por ciento”, le planteó Hourest. El ministro de Hacienda le respondió que “la disminución del gasto social es según el índice de inflación que se tome para el año que viene. Es subjetivo”. Tal vez no reparó en el detalle de que el economista de la CTA tomó el índice de inflación que propone el Gobierno PRO para 2010. Hourest le señaló que están sobreestimando la recaudación de este año y Grindetti le contestó que tienen “visiones distintas sobre el cierre de 2009”.

“¿Por qué prevén un 34 por ciento de crecimiento en multas? ¿Son un mecanismo de recaudación?”, comenzó el legislador de la Coalición Cívica Facundo Di Filippo. Con cintura de pugilista, Grindetti aseguró que lo contestarán los funcionarios del área. “En el presupuesto incluyen 240 millones de ventas de terrenos. ¿Cuáles son?”, avanzó Di Filippo. El ministro contestó que son los terrenos de la ex AU3 y otro que linda con el campo de deportes del Colegio Nacional de Buenos Aires. Di Filippo cuestionó la reducción de 204 millones a vivienda. “Se frenaron todas las obras del IVC. No sólo vienen los damnificados sin techo, sino empresas que no están cobrando hace mucho”, lo puso contra las cuerdas.

–Del Plan Federal de Viviendas tendrían que haber entrado 122 millones y entraron sólo 60 –se defendió Grindetti.

–El IVC tiene una ejecución del 17 por ciento, tal vez ésos son los 60 millones que le faltan –le respondió Di Filippo. Grindetti terminó admitiendo que la reducción en vivienda “es producto de un presupuesto austero que no da para cubrir todo lo que uno quiere. No hay otro recurso para destinar a esto”. Ruanova aprovechó para recordarle que “el proyecto de la ciudad 2020 de Macri fue a parar al arcón de los recuerdos”.