Fuente: Télam

Tras la renuncia del cuestionado Jorge “Fino” Palacios, legisladores de todo el arco opositor al macrismo quieren que la designación del jefe y sub jefe de la Policía Porteña pase por la Legislatura.

En una conferencia de prensa donde están presentes los legisladores Aníbal Ibarra, Silvia La Ruffa, Patricia Walsh, Martín Hourest, Eduardo Epsztein, Sergio Abrevaya Juan Cabandié, Gonzalo Ruanova, Alejandro Ravinovich, Enrique Olivera y distintas organizaciones sociales.

La oposición busca reformar la Ley de Seguridad para que los nombramientos de jefe y sub jefe de la Policía Porteña pasen por la Legislatura.

En consecuencia, la dirigencia porteña que conforma la oposición expresó su "satisfacción" por la salida de Palacios, pero dejó entrever sus dudas acerca del papel que jugará Osvaldo Chamorro, quien quedó temporalmente a cargo de la Policía Metropolitana, hasta tanto se defina un nuevo jefe.

"La designación de Chamorro es más de lo mismo, porque uno se pregunta si Palacios, desde las sombras, no va a seguir siendo el jefe", expresó Juan Cabandié, del bloque de Encuentro Popular para la Victoria.

Por su parte, el jefe del bloque de Diálogo por Buenos Aires, Eduardo Epszteyn, consideró que "pese a esta marcha atrás, Mauricio Macri sigue tomándole el pelo a los porteños al decir que Palacios tuvo un gesto de grandeza".

"Hoy también se tiene que ir Montenegro, que fue el ministro que durante estos meses defendió la designación de Palacios", añadió el legislador.

En tanto, Patricia Walsh, de Izquierda Unida, adelantó que la oposición "avanzará en la construcción de consensos entre los bloques para discutir el artículo de la ley de seguridad para permitir que el nombramiento del próximo jefe pase por la Legislatura".

En la conferencia también estuvieron presentes los legisladores Silvia La Ruffa, Gabriela Alegre, Gonzalo Ruanova, Martín Hourest, Enrique Olivera, Sergio Abrevaya, Diana Maffía, Facundo Di Filippo, Aníbal Ibarra, y los electos Fabio Basteiro, María José Lubertino y Fernando Sánchez, entre otros.

La respuesta desde el macrismo estuvo a cargo del legislador Martín Borrelli, quien rechazó la posibilidad de que Montenegro deje su cargo dado que, sostuvo, "desde el momento que Palacios renunció por su propia decisión, no se puede pedir la renuncia al ministro".

Borrelli evaluó que existió "una campaña de muchísima agresión contra Palacios" y añadió que "los reclamos de la oposición son efectivistas con el propósito de aprovechar este momento político.