Fuente: BAE

La ruptura estaba anunciada y finalmente se concretó. El antiguo Frente para la Victoria porteño quedó dividido en tres espacios políticos diferentes De mutuo acuerdo, tras una reunión entre los presidentes de los nuevos espacios, el bloque Frente para la Victoria se dividió entre Identidad Porteña (IP), liderada por Diego Kravetz, y Encuentro Popular para la Victoria (EPV), de Juan Cabandié. El antecedente inmediato fue el desprendimiento del Bloque Peronista, ligado al Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta Horizontal, hace 20 días.

Las relaciones personales y políticas entre los referentes de cada uno de los espacios estaba ya rota hace más de un mes, tal como lo publicó Buenos Aires Económicoel 24 de julio, en un artículo en el que anticipó la conformación de tres bancadas.

Así, quienes obtuvieron un cargo legislativo con el apoyo del kirchnerismo se quebraron entre las bancadas Peronista (Juan Manuel Olmos, Silvana Pedreira e Inés Urdapilleta), Identidad Porteña (Diego Kravetz, Silvia La Ruffa, Pablo Failde, Alicia Bello y Christian Asinelli) y Encuentro Popular para la Victoria (Juan Cabandié y Sebastián Gramajo).

Sin embargo, de los diez integrantes que supo tener hasta hace poco el Frente para la Victoria sólo un integrante de cada uno de los nuevos espacios (Pedreira, Cabandie y Kravetz) permanecerá en la Legislatura después del recambio legislativo. De las cuatro bancas que obtuvo el kirchnerismo en junio, Mateo Romeo se acoplará al Peronista y tres restantes (Francisco Nenna, María José Lubertino y Claudio Palmeyro) se incorporarán al EPV, que está en negociaciones avanzadas para que se sumen el socialista Raúl Puy y la ibarrista Gabriela Alegre. También existe la posibilidad de que se acerque Gabriela Cerrutti, pero debería saldarse el escollo que significa la pésima relación que tiene con la ex directora de Derechos Humanos de la Ciudad. Quien tiene más chances de liderar ese espacio, aun luego del 10 de diciembre, es Cabandié por su pertenencia al peronismo, es representante de la Juventud en el PJ nacional, y porque es quien más tiempo tendrá entonces en la casa.

En tanto, en un comunicado, los integrantes de IP, que responden a Alberto Fernández, aseguraron que se decidió la disolución del bloque FpV "por la incapacidad de quienes se autoproclaman jefes políticos del distrito para escuchar, contener y planificar estrategias exitosas a corto y mediano plazo sumados al evidente desconocimiento de las necesidades electorales del distrito que supuestamente conducen o representan". Por su parte Kravetz, en reiteradas ocasiones, le puso nombre y apellido a los que, según él, fueron los culpables de la derrota del 28 de junio: Daniel Filmus y Carlos Heller.

En eso, en las críticas, coinciden con el Suterh. La semana pasada el Partido Justicialista de la Ciudad de Buenos Aires desbancó de la presidencia al ex jefe de Gabinete de la Nación, en una votación del Consejo Metropolitano en la que sólo se opusieron Asinelli y Bello. De esta manera, tras aceptarle a Fernández la "renuncia tácita", un artilugio formal que indica que se considera renunciado a quien no acuda durante cierto tiempo al partido, Olmos fue nombrado presidente.

Al asumir, el vicepresidente segundo de la Legislatura declaró que su objetivo al frente del justicialismo es trabajar para que el peronismo tenga candidato propio en las elecciones de 2011, en las que se elegirá jefe de Gobierno. En ese sentido, desde un sector del EPV se trabaja para la postulación de Filmus, e Identidad Porteña podría candidatear a Alberto Fernández. Aunque digan lo contrario en público, en off the record admiten que todos los espacios tienen pocas posibilidades de ganarle al macrismo.