Fuente: Ciudad1

La presidente de la comisión de seguridad de la Legislatura, Silvia La Ruffa, cuestionó la designación de Jorge Alberto Palacios al frente de la Policía Porteña y le apuntó al jefe de Gobierno, Mauricio Macri, por el nombramiento. Sin embargo, Montenegro destacó las aptitudes de Palacios.

"Macri no tiene vergüenza", disparó la Ruffa, y recordó que Palacios está "cuestionado por encubrir pruebas en la cusa AMIA, por su intervención en el secuestro y posterior asesinato de Axel Blumberg y por las muertes en Plaza de Mayo el 19 y 20 de diciembre de 2001".

La designación que se produjo en el día de ayer, ya generó polémica incluso en sectores de la comunidad judía. Sergio Burstein, uno de los más reconocidos familiares de víctimas del atentado contra la AMIA, también cuestionó la designación: "Palacios tiene derecho a trabajar; no lo cuestionamos, pero el jefe de Gobierno me avergüenza".

Guillermo Montenegro, ministro de Justicia y Seguridad, desestimó las objeciones que sufrió Palacios, y destacó el historial de trabajo del policía: "Conozco a Palacios desde hace 20 años. Tiene todas las condiciones profesionales para el cargo: capacidad de conducción, honestidad, una foja de servicios intachable y condecoraciones".