Fuente: Télam

La presidenta de la Comisión de Seguridad de la Legislatura de la Ciudad, Silvia La Ruffa criticó el nombramiento de Jorge “Fino” Palacios al frente de la nueva policía porteña. "Personalmente no quiero a alguien que abuse del poder, que participó de la represión a una marcha social”.


La presidenta de la Comisión de Seguridad de la Legislatura de la Ciudad, Silvia La Ruffa, afirmó a Télam que "yo le había pedido a Macri expresamente que no nombrará a ese señor, porque era la peor designación que se podía hacer", al referirse al nombramiento de Jorge "Fino" Palacios al frente de la nueva policía porteña.

"Es una persona cuestionada por haber encubierto pruebas en el atentado a la Amia, lo que facilitó que el responsable de la compra de la camioneta escapara, pero además está sospechado de estar involucrado con los asesinos de Axel Blumberg, en las muertes del 19 y 20 de diciembre de 2001, y tuvo cuestionamientos por negociados con la obra social de la Policía Federal", agregó.

Asimismo, La Ruffa señaló que "personalmente no quiero a alguien que abuse del poder, que participó de la represión a una marcha social, esa no es la policía que la Ciudad de Buenos Aires necesita. Es la peor decisión".

"En la ley establecimos que hay un mecanismo similar a la designación de los jueces, para que los ciudadanos puedan expresar sus ideas frente a estas designaciones, por eso pido que aquellos que tengan objeciones lo hagan para impedirlo", explicó.

Finalmente, la legisladora del Frente para la Victoria manifestó que "la idea es que no haya gente cuestionada en la policía porteña" y advirtió que "Macri lo esconde detrás del tema de la gripe A, sino seria la noticia del día".

"Fino" Palacios está imputado en la causa que el juez federal Ariel Lijo investiga un presunto encubrimiento del ataque a la mutual judía.

De acuerdo a lo que figura en el expediente, el ex comisario, quien estuvo a cargo de la oficina de Antiterrorismo de la Federal, habría alertado al empresario sirio argentino Alberto Kanoore Edul sobre un allanamiento que se iba a realizar en su domicilio horas después del atentado a la mutual judía.

En la causa se comprobaron llamados desde el celular de Kanoore Edul al reducidor de autos Carlos Telleldín, acusado de haber facilitado la camioneta con la que se ejecutó el atentado a la AMIA, ocurrido en 1994 con un total de 85 muertos.

A eso se agrega que Palacios fue "echado de la Policía Federal luego de haberse comprobado su relación con el reducidor de autos Jorge Sagorsky, quien fue acusado de haber participado en el secuestro y asesinato de Axel Blumberg".

Según consignó la Agencia Judía de Noticias, el ex jefe de la Federal trabajó con Macri en Boca Juniors, y hace rato que asesora al jefe de Gobierno porteño en temas de seguridad.