Fuente: Ámbito Financiero

Escribe
Patricia García

• La Legislatura capitalina busca incentivar la instalación y la ampliación de nuevas industrias.
• Se busca así fomentar actividades no contaminantes y prohibir las que sean molestas para los vecinos.
• Se someterá a los talleres y las pymes clandestinos a un estudio de impacto ambiental. Con la sanción de la ley, miles de industrias podrán ahora inscribirse en un registro avalado por el Gobierno.

La Legislatura porteña votó anoche el proyecto de ley que regularizará la situación de miles de pymes en la Capital Federal y permitirá la instalación de nuevas industrias o ampliaciones existentes. Se trata de la llamada ley Buenos Aires Ciudad Productiva, que intenta, según los legisladores, que el distrito promueva las actividades de talleres c industrias. La votación de la norma se viene tratando hace un año, ya que corresponde a los proyectos del sistema de «doble lectura», que primero se aprueban en el recinto, luego se someten a una audiencia publica y finalmente se vuelven a sancionar en forma definitiva. El proyecto llega al recinto con cambios respecto al original.
Primero se planteaba eliminar directamente del Código de Planeamiento Urbano el llamado «cuadro de usos» que es el que especifica qué tipo de emprendimiento puede establecerse en cada zona. De acuerdo con ese proyecto, La instalación de pequeñas y medianas industrias quedaba supeditada a un estudio de impacto ambiental.
Pero luego, desde el Gobierno porteño enviaron un borrador diferente, que establecía un cuadro de usos nuevo y se blanqueaba a miles de pymes que actualmente están habilitadas pero no pueden ampliarse o integran la lista de «uso no conforme». Finalmente el acuerdo en la comisión que preside el macrista Álvaro González llegó con una mezcla de esas propuestas, pero con mucha presión de las distintas cámaras involucradas para que se haga una ley más permisiva. «El despacho propone permitir la industria no contaminante y no molesta para los vecinos en distintas barrios de la Ciudad.

La idea es regularizar muchas industrias que actualmente ya existen, que no tienen quejas de los vecinos, pero que por lo restrictivo del Código actual no pueden desarrollarse, ni crecer, ni incorporar nuevos empleados», explicó la legisladora Silvia La Ruffa (Frente para la Victoria).
La diputada explicó que «hoy existe tecnología superior que no es contaminante. La idea es regular la industria permitida en función de la tecnología y de si es molesto para los vecinos o no, pero ya existen actividades que están prohibidas y éstas continuarán prohibidas», A la vez, la ley respetará los distritos de Urbanización Parque, Urbanización Futura, áreas de protección histórica.
«Que quede claro que no se plantea la colocación de industrias en cualquier lugar», explicó La Ruffa, De ese modo la norma cambia el cuadro de usos para algunas actividades específicas, pero deja la mayoría a consideración del estudio de impacto ambiental para su instalación. Ese estudio debe considerar -de acuerdo con el proyecto- no sólo el nivel de ruidos que provoca la actividad o contaminación del aire, sino también las quejas de los vecinos en ese sentido. Inclusive está previsto que se regularicen talleres ya existentes que podrán anotarse en un registro, pero siempre y cuando no hayan recibido quejas del vecindario por su actividad.

• No Permitidas

En los fundamentos de la norma se índica que en la ciudad «hay treinta actividades de la Industria Manufacturera que se califican como NPC -No Permitidas- y que la presente ley mantiene». Además se asegura que «en los distritos de zonificación general, se ha verificado anticuada y en algunos casos inconveniente y perjudicial la relación entre actividad y zonificación, y su limitación por superficie, para determinar la localización y crecimiento de actividades de industria manufacturera.»
Por otra parte, se incluyen como nuevas, las actividades de reciclado de residuos, a propuesta de la Comisión de Ecología y en sintonía con el proyecto Basura Cero. Con la sanción de la ley y una vez que el Gobierno porteño la reglamente, miles de talleres deberán inscribirse en un registro, como los talleres mecánicos, pero se considerarán permitidas sus actividades. Hay una gran cantidad de rubros que existen y funcionan con habilitaciones pero que no estaban contemplados en el Código de Planeamiento que en ese sentido no se modificó en los últimos treinta años. Como más nuevos, pueden considerarse los armadores de computadoras, por ejemplo.