Fuente: Gente-BA

El ex jefe de Gabinete, Alberto Fernández, aprovechó el escenario de la celebración del 36 aniversario (11 de marzo de 1973) del triunfo electoral de Héctor Cámpora, para reactivar su actividad política en la Capital Federal. Hoy a las 18:30 realizará un encuentro similar, en la ciudad de La Plata - en el Hotel Corregidor, ubicado en la calle 6 número 1026, entre 53 y 54 de la Ciudad de las diagonales-, en donde se reunirá con funcionarios y dirigentes políticos.

El presidente del PJ Capital, Alberto Fernández, encabezó este miércoles por la tarde, un encuentro con dirigentes políticos y referentes de la cultura en el barrio porteño de Palermo. La reunión tuvo lugar en el restaurante "El Quía" ubicado en Honduras y Carranza.

Estuvieron presentes los legisladores porteños: Sebastián Gramajo, Christian Asinelli, Silvia La Ruffa, Alicia Bello y Gonzalo Ruanova. La titular de la Auditoría de la Ciudad, Sandra Bergenfeld; Héctor Capaccioli; Claudio Ferreño; Hilda Sturlesi; Martín Bartol; Carlos Montero; Alberto Baduán -uno de los dueños del lugar-; el ex funcionario porteño Marcelo Antuña; la campeona de boxeo Marcela "La Tigresa" Acuña; los integrantes de los Super Ratones, ex jugadores y el Presidente y Vicepresidente del Club de fútbol Argentinos Juniors, Luis Miguel Segura y Daniel Gregorio Guerra; entre otros.

La celebración del 36 aniversario del triunfo electoral de Héctor Cámpora, hecho histórico que permitió el retorno de Juan Domingo Perón en 1973, sirvió como condimento político para que el presidente del PJ porteño, se reuniera con su tropa para trazar los lineamientos a seguir.

El ex jefe de Gabinete, Alberto Fernández, recordó el 11 de marzo como “el día en el que millones de argentinos como nosotros, creyeron que se habría una posibilidad de cambio en la Argentina, y que se vio postergado por el nefasto golpe del 24 de marzo. Gran parte de una generación que estaba entusiasmada con ese cambio, fue virtualmente borrada de la faz de la política, y por eso también, hemos tenido los argentinos que padecer la ausencia de una generación política”, afirmó en el comienzo, Alberto Fernández.

"Muchos de los ideales, de los que soñábamos ese 11 de marzo con cambiar la Argentina, todavía se mantienen en pie, todavía están inconclusos, y muchos de esos objetivos no se lograron . Vinieron años de persecución y años de democracia que todavía tienen una enorme deuda con el país", agregó.

"Vivimos en un país en donde uno de cada tres argentinos es pobre y esto es una deuda insoportable para todo aquel que se precie de hacer política. Entonces me pareció que valía la pena reunirnos y renovar el compromiso que todavía está vigente. Reclamar también que hagamos los cambios que haya que hacer para que no se sigan postergando los cambios que inexorablemente hacen falta en el país. Que no se desdibuje los objetivos que abrazamos, ya no el 11 de marzo, sino aquel 25 de mayo de 2003, cuando llegamos al gobierno con Néstor Kirchner. Y seguir reclamando que hay cosas que cambiar para que las cosas salgan mejor, no para oponerme, no para obstaculizar, sino siempre con el compromiso que asumimos en aquellos días cuando Kirchner decía que éramos gente común con funciones importantes. Seguir siendo gente común, seguir escuchando a la gente, seguir escuchando el reclamo de la gente, seguir poniendo el reclamo de la gente como bandera para condicionar a la política a hacer aquello que la gente está reclamando que ocurra que se haga", enfatizó.

"Y esa es, creo, la razón por la que un día me convencí de lo que Kirchner proponía, y que quiero seguir creyendo que sigue siendo la propuesta. Que todavía somos concientes de que quedan muchas cosas por hacer y que son necesarias hacerlas para que la Argentina sea un país más equilibrado, un país más justo, un país con menos desigualdades, con mejores instituciones y con más democracia", reflexionó el ex jefe de Gabinete.

"Este 11 de marzo nos encuentra en democracia, con plena vigencia en nuestros derechos, y también invitarlos a seguir reflexionando y pensando en todo lo que hace falta hacer para que la Argentina sea ese país que soñamos, y me parece que esta prédica que estoy teniendo desde el día que dejé el Gobierno, de pedirle el Gobierno que no deje de ser aquello por lo que nació, es una prédica que tiene sentido", puntualizó el ex funcionario nacinal.

"Lo que les pido es, que en estos momentos en el que nos toca transitar aguas tan movidos como las que el mundo nos ofrece, no bajemos los brazos y no creamos esa historia que dice que la Argentina vive en ciclos, y que se está terminando un ciclo que nos va a conducir hacia un ciclo en el que los conservadores se harán cargo de volver la Argentina 10 años atrás. Eso sólo va a ocurrir si nosotros queremos que ocurra. Pero si seguimos abrazando el compromiso que asumimos allá en el 2003 y no cedemos un ápice en ese compromiso, la Argentina tiene mucho por cambiar de la mano de los argentinos", advirtió.

"Mañana (por hoy) vamos a estar con amigos de La Plata, que tienen las mismas inquietudes que nosotros, así como estuvimos en San Juan, en Mendoza, y empecemos a hacer que las cosas cambien, también en esta Ciudad", culminó el titular del PJ Capital, Alberto Fernández.