Fuente: ADN Ciudad

escrito por Alejandra Lazo

Como ocurre año tras año, luego del discurso del Jefe de Gobierno en la apertura del período ordinario de sesiones legislativas, llegan las repercusiones. Ante el tibio apoyo del oficialismo, las críticas de la oposición ganaron en contundencia. Todas las opiniones.


Algunos dijeron “que suerte que fue breve”; otros, “no desarrollo lo suficiente” y los más optimistas, calificaron el discurso del jefe de Gobierno, Mauricio Macri, este domingo de “contundente”.

Lo cierto es que desde el oficialismo y desde la oposición opinaron largo y tendido sobre las palabras de Macri, pero pesaron más las críticas que las defensas. Sin ir más lejos, la imagen de las diputadas Patricia Walsh (Nueva Izquierda) y Liliana Parada (Igualdad Social) con sus bancas luciendo guardapolvos blancos y carteles castigando “los premios a los funcionarios y los castigos a los docentes” y la ausencia de Gabriela Michetti en las sesiones, dice más que mil palabras.

Otro que aprovechó para aparecer en la arena política porteña de cara a las elecciones legislativas de este año, fue el ex jefe de Gobierno Jorge Telerman, quien -pese a desplegar su habitual encanto entre los diputados de casi todo el arco político (terminó a los besos y abrazos en la vereda y posando para las fotos)- disparó contra Macri.

“Vine a escuchar el discurso, imagino que está por empezar”, ironizó luego de la alocución del Jefe de Gobierno. A lo que añadió: “Francamente no creo que en 15 minutos pueda contarnos su visión de la Ciudad, fue un discurso de una superficialidad muy grande. Además, no se entiende como dice que apuesta a la educación y salud pública, siendo que mañana hay paro docente y faltan insumos en los hospitales”.

Consultado por adnciudad.com sobre si había saludado al diputado Aníbal Ibarra por su cumpleaños, Telerman afirmó sonriendo: “No lo ví. ¿Es hoy su cumpleaños? No me acordaba. Ahora lo busco y si lo encuentro, lo saludo”. Obviamente, no lo encontró.

El presidente del bloque ibarrista Diálogo por Buenos Aires, Eduardo Epszteyn, agradeció que el discurso fue corto y amplió: “Fue mediocre como lo es su Gobierno”. Asimismo, reprochó que este año faltó el video con los cambios que hizo el gobierno durante la gestión, en referencia a las polémicas imágenes que el Jefe de Gobierno mostró el año pasado para ejemplificar como había encontrado la Ciudad.

Desde el telermanismo, Alejandro Rabinovich (Autonomía con Igualdad) aseguró: “Los porteños merecen que dedicara más de 15 minutos para resumir la gestión. Igualmente, no puede decir mucho porque su gestión fue penosa”.

El titular del bloque del Frente para la Victoria, Diego Kravetz, enunció: “Fue un discurso vacío y se nota que Macri no entendió el momento internacional que estamos viviendo al mencionar lo del bono. Además, es de cuarta hablar de inglés y de informática cuando todavía hay escuelas sin gas”.

El diputado Pablo Failde (Frente para la Victoria) dijo: “Me sorprendió ver a un Macri enérgico, casi como Fernando De la Rúa cuando fue al programa de Grondona y golpeaba la mesa. Lástima que no se ve esa misma energía en resolver los problemas de la Ciudad que siguen intactos”.

La diputada kirchnerista Silvia La Ruffa afirmó que “fue un discurso lleno de títulos que no reflejan las prioridades de un Gobierno, ni una evaluación real de las necesidades de la Ciudad para el año”.

Su compañero de bloque, Christian Asinelli, señaló: “No entiendo como la gestión Macri podrá solucionar los innumerables inconvenientes que tienen los establecimientos educativos de nuestra ciudad, durante 2008 no logró hacer nada a pesar de tener la Ley de Emergencia Edilicia votada por los legisladores. Es evidente que durante 2008 Macri y sus equipos estuvieron desorientados y poco preparados para hacer frente a la magnitud de nuestra Ciudad”.

Martín Hourest (Igualdad Social), por su parte, sostuvo: “El Jefe de Gobierno sólo se sostiene en el marketing y en una enumeración de consignas que se basa en ideas sin financiamiento presupuestario y en políticas sin sustento ni decisiones de gestión. Macri está malversando el criterio de igualdad de oportunidades cuando enuncia sus preocupaciones por la educación y salud pública y gratuita y -en su primer año de gestión- es el que transfirió más recursos a las empresas contratistas y a la educación privada, y el que declarando la emergencia permanente muestra un alarmante nivel de subejecución en obras de infraestructura en escuelas y hospitales.

El presidente del bloque de la Coalición Cívica, Enrique Olivera, destacó la convocatoria realizada por Macri a afrontar la crisis entre todos. De todas maneras, remarcó: “Fue una pobre rendición de cuentas muy alejada de lo que sienten los vecinos. Además, fue una espantosa puesta en escena que la gente le aplaudiera los puntos y apartes y hasta las comas”.

Mientras que Facundo Di Filippo, calificó de “muy pobre” y “alejado de las necesidades de la gente” el discurso. “Tal como nos tiene acostumbrados, hizo un discurso muy pobre, falto de autocrítica, totalmente alejado de las necesidades de la gente, porque pese al drama de miles de personas que duermen en la calle, que no tienen una vivienda digna, que no tienen qué comer, Macri anuncia que durante este año va a reparar 280.000 metros cuadrados de veredas”, indicó.

El diputado Marcelo Meis (Convergencia Federal) expresó: “Que las ambiciones políticas de Macri no afecten su gestión en la Ciudad. Los vecinos reclaman que haya un plan de seguridad ciudadana que aún no lo tiene. La llegada lejana de la policía metropolitana no puede impedirle que disponga medidas complementarias para luchar contra la delincuencia y la violencia en la Capital”.

A lo que agregó: “Si la prioridad para este año es preocuparse por la candidatura de Gabriela Michetti o la de sus flamantes aliados duhaldistas en territorio bonaerense, una vez más la vieja política le gana a todas las promesas de gestión macrista que se hicieron durante la campaña para llevar adelante por cuatro años en la Ciudad”.

Por último, el diputado nacional y presidente del PS porteño, Roy Cortina, opinó que “después de más de un año de gobierno, el discurso de Mauricio Macri, al iniciar el período de sesiones, no es serio ni creíble. Demostró ser un fiasco para gobernar la Ciudad. Es una barbaridad que siga disfrazando su fracaso y la ineficacia de sus funcionarios, detrás de las culpas a gestiones anteriores y al Gobierno nacional.

EL RESPALDO

Desde el PRO, el presidente del bloque, Oscar Moscariello, defendió a su jefe político. “Fue austero en las palabras pero contundente en los logros y promesas para este año, a pesar del pesimismo que nos embarga a todos por la crisis internacional que estamos viviendo”, afirmó.

Y amplió: “No es un dato menor la mención de modificaciones a los contenidos educativos y la realización de obras de infraestructura para resolver de una vez por todas los problemas de inundaciones en la Ciudad”.

En el mismo sentido, Martín Borrelli (PRO) destacó: “El discurso fue muy bueno, muy abarcativo de todos los temas que le preocupan a los vecinos. Además, ratifica el compromiso de Macri con la gestión pública a pesar de las dificultades económicas que vamos a tener este año. Asimismo, mencionó propuestas para resolver los problemas de la gente y no de la clase política”.

Por su parte, el diputado Cristian Ritondo (PRO) calificó al discurso como “una muestra de convicción de trabajo para seguir cumpliendo los objetivos de este gobierno”. Y dijo: “Las críticas evidentemente fueron armadas en la Casa Rosada, porque tienen un perfecto correlato confrontativo con el discurso que tuvo la señora Presidente en la Asamblea del Congreso nacional”.

Ritondo informó que no pudo asistir a la Asamblea Legislativa debido a que sufrió una leve descompensación de salud, como consecuencia de un cuadro de baja presión. “Ni siquiera pude comunicar a mis colabores, quienes si estuvieron presentes en dicha asamblea”, explicó.

Mientras que el diputado Martín Ocampo, radical macrista, destacó: “La inclusión social, la educación pública garantizada y el acortamiento de la denominada brecha digital, permitiendo que todos los chicos tengan acceso a la tecnología, serán el eje principal sobre el que trabajará el Gobierno de la Ciudad durante este año. El compromiso de este gobierno es exclusivamente con los porteños, por eso seguiremos trabajando arduamente en estos años que quedan por delante, a pesar de que el kirchnerismo insiste en tomar de rehenes a los vecinos de la ciudad”.

En tanto, el diputado Gerardo Ingaramo (PRO) sostuvo que “el discurso de Macri ratificó la confianza y el compromiso ante los vecinos para que la Ciudad siga avanzando. Este es el modelo Macri que busca resolver los problemas, pese a que tenemos un Gobierno nacional que solo se ocupo de crear impedimentos, trabar y dificultar cada iniciativa en pos de los ciudadanos de esta ciudad autónoma”.

El diputado Daniel Amoroso elogió el discurso de Macri porque “fue contundente y dejó en claro que el Gobierno porteño sigue avanzando a pesar de la crisis, no se detiene, y lo que no se hizo en la Ciudad en 20 ó 30 años se ha hecho en este último año de gestión y se seguirá haciendo”.