Fuente: Parlamentario

Los legisladores de la Ciudad tratarían este jueves la norma que habilita la creación de un cuerpo policial para colaborar en la seguridad metropolitana.

Uno de los caballitos de batalla del macrismo fue en campaña la creación de una policía propia en la Ciudad de Buenos Aires. Y a partir de la asunción del jefe de Gobierno, ese tema se transformó aún más en un objetivo prioritario, aunque las resistencias del Gobierno nacional para otorgar los fondos correspondientes forzaron al Plan B: la creación de una policía propia, con fondos ídem.

Así es que desde entonces los legisladores porteños se abocaron a la tarea de elaborar la ley correspondiente, que llegaría este jueves al recinto.

El proyecto que será debatido es el oficial del macrismo, pero también hay tres dictámenes de minoría, de la kirchnerista Silvia La Ruffa, del ibarrista Gonzalo Ruanota y del legislador de Igualdad Social Martín Hourest.

La ley que saldría aprobada en la Legislatura porteña permitiría crear una policía proia con nuevos agentes, con reclutamiento y capacitación que corresponderán a la Ciudad. Protegerán a las personas y bienes, seguridad y prevención del delito y serán auxiliares de la justicia en el ámbito de la Ciudad.

El diputado macrista Cristian Ritondo aseguró que todos los bloques han estado avanzando punto por punto en el despacho para tener entre todos el mayor consenso posible para tener una Policía en la Ciudad y aclaró que entre los acuerdos tendientes a buscar eliminar diferencias, se quitará de la ley que vaya a aprobarse la palabra “autarquía”.

Los nuevos agentes serán formados el Instituto Superior de Formación Policial, que estará emplazado en el Club Deportivo Español, en el Parque Avellaneda.