Fuente: Página 12

EL PRO IMPIDIO EN LA LEGISLATURA LA REASIGNACION DE PARTIDAS PARA AUMENTAR A LOS MAESTROS

Los opositores habían presentado proyectos con ese propósito. Los macristas impusieron su mayoría e impidieron que fueran tratados.

Por Werner Pertot

Los legisladores de la oposición responsabilizaron a Macri por la profundización del conflicto.

Con la estrategia de revertir el argumento de “no tengo plata” de Mauricio Macri, la totalidad de los bloques de la oposición presentaron proyectos en la Legislatura para reasignar partidas existentes que le permiten darle el aumento a los docentes. Los legisladores del kirchnerismo, el ibarrismo, la Coalición Cívica, el socialismo y la izquierda ofrecieron una conferencia de prensa junto a los representantes de los gremios docentes, en la que remarcaron la falta de diálogo con el jefe de Gobierno. “Al jefe de Gobierno, le decimos que aquí va a tener las herramientas para resolver el conflicto. Usted es responsable”, recalcó el secretario general de UTE-Ctera, Francisco “Tito” Nenna. El bloque mayoritario de PRO logró impedir con su número que se habilitara el tratamiento sobre tablas.

Mientras un grupo de estudiantes de música protestaba con un recital frente a las puertas del Palacio de Gobierno, la fachada de la Legislatura estaba repleta de carteles amarillos que decían “la ignorancia es PRO”. Adentro, la foto opositora incluía en la misma mesa al ex jefe de Gobierno Aníbal Ibarra y a los legisladores de Diálogo por Buenos Aires Gabriela Alegre, Eduardo Epsteyn y Gonzalo Ruanova; a los kirchneristas Diego Kravetz, Silvia La Ruffa y Pablo Failde y a los cívicos Enrique Olivera, Facundo Di Filippo, Diana Maffía, entre otros. También se sumaron los socialistas Julián D’Angelo y Verónica Gómez, la diputada de izquierda Patricia Walsh y los de Igualdad Social Martín Hourest y Liliana Parada.

“Nos reunimos la totalidad de los bloques de la oposición para solicitarle al gobierno porteño que abra un canal de diálogo para destrabar el conflicto”, afirmó Kravetz, en lo que pareció una venganza por las múltiples convocatorias al “diálogo” de Macri durante el conflicto del gobierno nacional con las entidades rurales. “La oposición se presentó para que ese ‘no puedo’ de Macri se transforme en un ‘puedo’, y en todo caso será un ‘quiero’ o ‘no quiero’”, azuzó Kravetz. “Macri dice que el reclamo es justo, pero que no puede pagarlo. Y eso no es cierto: le vamos a demostrar que sí puede. Así veremos si era simplemente una excusa”, se sumó Ibarra a atacar la argumentación del jefe de Gobierno.

“Si hoy hay paro la única culpa es de la tozudez de Macri. No es real que no se puede atender el reclamo docente”, insistió Gómez. Hourest acusó a Macri de “mentir a los docentes para encubrir una transferencia al sector de la educación privada y dejar la pública como un lugar de contención de pobres”. Más moderado, Olivera dejó en claro que el aumento es una potestad del Ejecutivo, pero también le criticó la falta de diálogo. “Debemos expresar nuestra decepción por los resultados magros de las reuniones del Ejecutivo con los gremios”, dijo.

Los opositores presentaron tres proyectos separados: en el propio, Olivera habilitó la reasignación de partidas, pero no especificó de dónde debía salir el dinero. En cambio, el proyecto de Walsh y Hourest señaló que se podría financiar el incremento salarial con casi 60 millones de pesos de servicios de la deuda pública de un bono que no se emitió y una cifra similar en obligaciones a cargo del Tesoro por la redeterminación de precios. Los kirchneristas, por su parte, plantearon que se reasignen 140 millones de pesos. En lugar de modificar los servicios de la deuda –que ellos convalidaron en una votación–, indican que existen otros 80 millones de pesos en la subejecución de construcciones del Ministerio de Desarrollo Urbano porteño.

Al comienzo de la sesión, Walsh aprovechó para responder a las críticas al ausentismo docente de la vicejefa de Gobierno, Gabriela Michetti, en el programa de Mirtha Legrand. “Ojalá ella viniera alguna vez a esta Legislatura, que supuestamente preside, a participar de algún debate legislativo”, le devolvió. Finalmente, la oposición no consiguió los votos para habilitar el tratamiento sobre tablas, para el que necesitaba dos tercios (el macrismo tiene un bloque de 27 legisladores sobre 60). Los proyectos serían tratados recién el 30 de octubre, si logran que avancen en la Comisión de Presupuesto.