Fuente: Noticias Urbanas

En la primera parte de la sesión ordinaria, los legisladores de la Ciudad aprobaron otorgar el permiso de utilizar a título precario y gratuito y por el término de 20 años a la escuela de percusión “La Chilinga". Además, aprobaron el proyecto que procura la regulación de servicios públicos domiciliarios; catalogaron con Nivel de Protección "Estructural" al Colegio La Salle; y entre otras cosas, manifestaron el pesar por la muerte de Nicolás Casullo.

Por María José Pérez Insúa

La sesión de este jueves 9 de octubre en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires comenzó cerca de las 19 horas con el pedido de la diputada Silvia La Ruffa para alterar el orden del día y dar tratamiento al proyecto de ley que otorga el permiso de utilizar a título precario y gratuito y por el término de 20 años, el predio ubicado en la calle Ruiz Huidobro 4228/38 a la asociación civil sin fines de lucro, escuela popular de percusión “La Chilinga".

El proyecto de ley que requirió más de 40 votos es de autoría de la diputada –mandato cumplido- Florencia Polimeni y del legislador del Frente para la Victoria Juan Cabandié.

Ya, en el transcurso de la sesión, se aprobó el proyecto que procura la regulación de servicios públicos domiciliarios, proponiendo entre otras cuestiones que, ante las infracciones a la legislación sobre defensa del consumidor por parte de los prestadores del servicio, la autoridad de aplicación inicie actuaciones administrativas de oficio o por denuncia de quien invocare un interés particular o actuare en defensa del interés general de los consumidores.

Por otra parte, los legisladores sancionaron una norma modificatoria del Código de Tránsito y Transporte que trata sobre los requerimientos para la obtención de la licencia de conducir, en particular del requisito de saber leer y escribir en idioma español. Entre los fundamentos del despacho de la Comisión de Tránsito se sostiene que "existe una incongruencia entre el tratamiento que se da por un lado a los turistas, y en general a los no hispanoparlantes poseedores de licencia internacional o de países signatarios (del Cono Sur o adherido a la Convención sobre Circulación por Carretera), y por otro a los extranjeros residentes no hispanoparlantes que desean obtener licencia por primera vez", a los que se le exige el requisito de saber leer y escribir en español.

Con la modificación impulsada se busca "remediar" esa situación de desigualdad, tomando como referencia otros países que cuentan con una importante inmigración como Estados Unidos, Canadá (Ontario), España, Italia y Suecia. La iniciativa parlamentaria corresponde a los diputados Gerardo Ingaramo, Daniel Amoroso, Oscar Moscariello, Marcelo Meis y Roberto Destéfano (PRO).

Además, en otro tramo de la sesión, se aprobó el proyecto que propone catalogar con Nivel de Protección "Estructural" al Colegio La Salle. La aprobación inicial tuvo lugar en febrero de este año y la Audiencia Pública en Mayo. En ella, la mayoría de los participantes se expresó a favor de la catalogación, destacando los valores históricos y arquitectónicos del edificio donde funciona el colegio.

Al respecto, la diputada kirchnerista y presidenta de la Comisión de Planeamiento Urbano, Silvina Pedreira expresó que esta nueva catalogación “significa que se protegerá el patrimonio histórico-arquitectónico del inmueble, ya que constituye un exponente significativo de la arquitectura educacional de fines del siglo XIX de la Ciudad de Buenos Aires”.

Pedreira también explicó que la aprobación de la norma “sólo protege el valor edilicio, no prohíbe ni aprueba ningún uso en particular”, y agregó que “preservar el edificio contribuye a mantener viva la historia de la ciudad”.

PESAR POR LA MUERTE DE NICOLÁS CASULLO

Entre otros temas, los legisladores porteños manifestaron su pesar por la muerte del filósofo Nicolás Casullo. "Con la muerte de Nicolás Casullo, Argentina ha perdido a una de sus plumas más lúcidas, agudas y sagaces. Intelectual comprometido con su tiempo desde sus vivencias del Mayo francés hasta sus muy recientes aportes a Carta Abierta, nos siguió asombrando por la lucidez con que, desde el campo discursivo, supo aportar a una época signada por la crisis de los paradigmas existentes. A través de su "Pensamiento de los confines" construyó, de cara a una sociedad descreída de los proyectos colectivos, narrativas de fuerte interpelación política que intentaron remediar una palabra saqueada, herida y golpeada por la ruptura de los pactos", aseguró Inés Urdapilleta, diputada del Frente para la Victoria.