Fuente: Noticias Urbanas

Los legisladores porteños continúan trabajando sobre los proyectos para la creación de la policía propia. "Hemos logrado consolidad 5 o 6 líneas fundamentales. Todas las fuerzas políticas tienen la convicción de no policializar las políticas públicas de prevención del delito y la violencia", resaltó la diputada Silvia La Ruffa.

Por Angie Carnevali

La forma que tomará el cuerpo policial de la Ciudad de Buenos Aires continúa puliéndose. El pasado martes se reunió nuevamente la Comisión de Seguridad de la Legislatura porteña para el tratamiento de los proyectos presentados sobre la creación de una fuerza de seguridad propia.

"El trabajo en comisión ha arrojado excelentes resultados a pesar de que no hemos podido arribar a un dictamen único. Pero hemos logrado consolidad 5 o 6 líneas estratégicas fundamentales como Políticas de Estado", comentó la presidenta de la Comisión de Seguridad, Silvia La Ruffa. Y agregó: "Todas las fuerzas políticas hoy tienen la convicción de contar con un marco integral que de cuenta de los diferentes componentes del sistema de seguridad a fin de no policializar las políticas de prevención del delito y la violencia".

Otro de los puntos consensuados establece que el Jefe de Gobierno porteño sea "el responsable político institucional del sistema de seguridad", el cual deberá enviar anualmente su Plan de Seguridad a la Legislatura.

"Mantuvimos una policía con carrera única, cuyo sistema de formación esté por fuera de la institución policial y con control externo como lo había enviado Mauricio Macri. Pero insistimos en que la ley cuenta con los principios básicos de actuación de la Policía Metropolitana, como el no deber de obediencia debida e incluimos que los ascensos no sean sólo por antigüedad como lo marca el modelo tradicional, sino fundamentalmente por mérito y desempeño", describió.

Finalizando, la legisladora del Frente para la Victoria se refirió a las discrepancias entre su bloque y los diputados macristas.

"Las diferencias que mantenemos con el Pro son por la autarquía de la Policía, nosotros nos oponemos a ese principio y además creemos que la Policía no debe autoadministrarse y que sólo deben portar armas durante su horario laboral ya que estamos construyendo una institución que la ciudadanía debe ver y ella autopercibirse como una institución civil", concluyó La Ruffa.