Fuente: Página 12

La Comisión de Seguridad de la Legislatura porteña ya tiene dos dictámenes sobre la creación de la policía de la ciudad, un proyecto que –previo paso por otras tres comisiones– podría ser aprobado a fines de este mes o comienzos de octubre. Hay coincidencias entre los dos dictámenes –uno del PRO, el otro del kirchnerismo y el ibarrismo– y una diferencia fundamental: la propuesta opositora de que los agentes solo tengan estado policial durante su horario de trabajo, lo que los libera de portar armas e intervenir ante un delito.

“No logramos un dictamen único, pero consolidamos seis o siete estrategias fundamentales como políticas de Estado”, destacó la kirchnerista Silvia La Ruffa, presidenta de la Comisión. Entre otros puntos, se coincidió en que el Plan de Seguridad debe ser diseñado por el jefe de Gobierno, quien debe presentarlo en la Legislatura; se promueve la participación comunitaria en foros de seguridad; y el control estará en manos de una auditoría externa, un defensor del policía y un tribunal de ética.