Fuente: Derf

El ministro de Educación porteño, Mariano Narodowski, expuso hoy ante legisladores sobre la situación de colegios tomados en reclamo del otorgamiento de becas, durante una reunión en la que fue duramente cruzado por los gremios y los diputados.

"Las beca no es una política universal, es para aquellos que más lo necesitan, de esta manera la van a cobrar los que estén en situación de vulnerabilidad social y económica", aseveró el funcionario.

Por otra parte, aseguró que es decisión del gobierno de Mauricio Macri no otorgar becas a aquellos chicos cuyos "padres sean propietarios de sus casas, algo que no se venía haciendo hasta ahora", aclaró.

Al hacer esta afirmación Narodowski fue cruzado por la diputada kirchnerista Silvia La Ruffa, quien afirmó que "parece que el macrismo pretende que los chicos se cuelguen un cartel que diga `soy pobre´, para que le den una beca".

Ante la requisitoria de la diputada Liliana Parada, el ministro afirmó que "no hubo reducción de becas, eso se puede afirmar según desde donde se lo mire".

Naradowski criticó también la metodología de toma de colegios por parte de los alumnos, de la que dijo que no estaba "bien" hacerlo, pero reconoció como "válido el derecho a protestar que tienen todos los estudiantes".

Sin embargo se preguntó si "los chicos son sujetos de derechos políticos o no".

El diputado kirchnerista, Diego Kravetz, dijo no entender por qué el gobierno envía a la Legislatura una ampliación presupuestaria "en la que está pidiendo 100 millones para subsidiar a la educación privada y no hace lo mismo para otorgar más becas a los chicos de las escuelas públicas".

Kravetz dijo no entender "tampoco por qué para este gobierno la toma de los colegios es un disvalor y no lo fue cuando los sectores del campo cortaron las rutas en reclamo por las retenciones móviles".

"Es más, Mauricio Macri hasta se reunió con (Alfredo) De Angeli", recordó.

Narodowski por su parte ratificó varias veces que "no vamos a negociar con aquellos que tomen escuelas".

El diputado ibarrista, Gonzalo Ruanova, afirmó que "si se llegó a esta situación fue porque el ministro no recibe ni a los docentes, ni a los alumnos, ni a las cooperadoras, ni a nadie".

"Es más, esta Legislatura recibió a muchos de ellos justamente porque en el ministerio de Educación nunca los quieren escuchar", aseguró Ruanova.

El encuentro se desarrolló en el Salón Juan Domingo Perón de la Legislatura de la que participaron representantes de sindicatos docentes y de centros de estudiantes, quienes en todo momento interpelaron al ministro con diferentes cuestiones.

Llegaron a gritarle "mentiroso", más de una vez le pidieron que dejara el cargo y le reclamaban que los trabajadores del sector donde se otorgan las becas hace 6 meses no cobran el sueldo.

Ante esta situación, el vicepresidente primero de la Legislatura, Diego Santilli, tuvo que pedir silencio y hasta llegó a amenazar con levantar la reunión.

El encuentro se hizo abierto luego de una larga discusión a puertas cerradas en el Salón Eva Perón entre el oficialismo y la oposición.

Mientras el macrismo quería una reunión cerrada a la prensa y a los sindicatos, la oposición reclamaba todo lo contrario.

El clima del encuentro fue tan tenso que hasta se hizo presente el vocero personal de Mauricio Macri, Ivan Pavlovsky.

Estuvieron presentes los diputados ya mencionados y también Oscar Moscariello; Gabriela Cerruti; Pablo Faílde; Sebastián Gramajo; Gabriela Alegre; Victoria Morales Gorleri; Diana Martínez Barrios; Verónica Gómez; Julián D`Angelo y Oscar Zago.

También Cristian Asinelli y Martín Ocampo.

29 de agosto de 2008 (Telam)