Fuente: La Nación

El puntaje total, de 20, se recuperará cada cuatro años y no cada dos, como decía la ley


Por Laura Rocha
De la Redacción de LA NACION


El gobierno porteño endurecerá el sistema de licencias por puntaje establecido por ley en febrero pasado. Según el proyecto de reglamentación, que pudo conocer LA NACION, a quienes pierdan los 20 puntos con los que contará cada conductor no sólo se les retendrá el carnet: también será mayor el tiempo que se deberá esperar para recuperar los puntos.

Según la ley original, el conductor renovaba el puntaje total cada dos años; la reglamentación establece ahora que eso ocurrirá a los cuatro años. Sí se mantendrá el consenso legislativo que estipulaba que, por única vez, al año de la efectiva aplicación del sistema, todos los conductores recuperarán la totalidad de los puntos asignados.

Para aplicar el scoring, el gobierno creará el Sistema de Evaluación Permanente de Conductores (SEPC), que entrará en vigor el 1° de enero próximo. Consiste en la asignación de un puntaje a cada conductor con licencia emitida en la ciudad y el descuento de puntos en función de las infracciones cometidas en la Capital.

"Cada conductor tendrá 20 puntos, que caducarán cada cuatro años. Cuando se alcancen los cero puntos, el castigo será la inhabilitación para conducir durante un lapso que podrá extenderse desde los 60 días hasta los cinco años", explica la información oficial, que ya se difunde en folletos y en un spot en las líneas de subte.

Además, en ese lapso el infractor tendrá que cumplir y aprobar un curso de educación vial y prevención de accidentes de tránsito. Llegar a "cero punto" determinará menos tiempo de validez del registro de conductor a la hora de renovarlo.

Según el esquema previsto por el gobierno:


si en los dos años anteriores al vencimiento de la licencia el conductor que la renueva alcanza 0 punto, la validez máxima de la licencia se reducirá en un cuarto de la correspondiente a su edad. Hoy, las licencias tienen una validez máxima de tres años para conductores de hasta 21 años; de cinco, para aquellos de hasta 45; de cuatro años, para los de entre 46 y 60; de tres años, para quienes tienen entre 61 y 70, y anual, para los mayores de 70. Además se le retendrá la licencia mientras realiza el curso de educación vial o por el tiempo que establezca el juez de faltas;


si en los dos años anteriores el conductor alcanza cero punto dos veces, la validez máxima se reducirá a la mitad de la correspondiente a su edad. El castigo podría extender la prohibición de manejar por 180 días;


si en los dos años anteriores a la fecha de caducidad del permiso el conductor alcanza cero punto tres veces, la validez máxima se reducirá a tres cuartas partes de la correspondiente a su edad. Además, se lo inhabilitará por un período de dos años.

"Los reincidentes crónicos tendrán una inhabilitación más larga o permanente. Y los buenos conductores recibirán premios y bonificaciones en los trámites relacionados al manejo", agrega la información oficial, que es parte de la campaña de difusión obligatoria que comenzó a principios del mes pasado, seis meses antes de que empiece a regir el sistema.

En caso de que el infractor que no pueda obtener un carnet de conductor en la Capital consiga una licencia de algún partido vecino, también será sancionado, dijeron fuentes oficiales. Toda esta información deberá estar disponible en el SEPC, sistema en el que se trabaja para que dentro de cinco meses funcione aceitadamente.

El esquema de puntos contempla quitas de 2 a 10 puntos, según la falta (ver aparte).

Según la ley, el sistema debía empezar a regir 180 días después de su promulgación, en febrero pasado; sin embargo, por la falta de la reglamentación y la puesta a punto del sistema, el Ministerio de Seguridad y Justicia decidió prorrogar el plazo hasta el año próximo. En la oposición dicen que acompañarán la iniciativa si ayuda a que el scoring funcione sin fisuras.

"Yo fui la impulsora del sistema, quiero que se implemente; si hay que esperar, igualmente vale la pena. Que se aplique sólo a aquellos infractores identificados le resta eficacia y espero que eso no lo deslegitime ante la opinión pública", dijo la diputada kirchnerista Silvia La Ruffa.

Por su parte, el legislador Daniel Amoroso, de Pro, opinó: "Va a ser un punto de inflexión en un cambio cultural de manejo. Me gusta hablar de él como de reeducación".

Faltas y sanciones

Dos puntos menos por circular sin cinturón, no acatar indicaciones o circular sin casco.


Cuatro puntos menos por circular con licencia vencida o con menores en el asiento delantero, o girar en lugar prohibido.


Cinco puntos menos por: empleo de celular, mp3 o auriculares al conducir; circular de contramano; exceder la velocidad permitida, violar la luz roja o cruzar con barreras bajas.


Diez puntos menos por: negarse a un control de alcoholemia o participar de una picada.