Fuente: El Patagónico

El ex jefe de Gabinete, Alberto Fernández, almorzó hoy con sus dirigentes más cercanos y reafirmó su "pertenencia" al kirchnerismo, al tiempo que manifestó su voluntad de conducir la construcción política del Gobierno en la Ciudad de Buenos Aires de cara a las elecciones legislativas del año que viene.

"Para nosotros fue muy importante el encuentro: nos dijo que Néstor Kirchner seguirá siendo su jefe y que no está en duda su pertenencia al proyecto del Gobierno", relató a Télam Diego Kravetz, presidente del bloque Frente para la Victoria de la Legislatura porteña, quien estuvo presente durante la comida, al mediodía en el Club Español, de Buenos Aires.

Además del titular de la bancada K en la Legislatura, fueron de la partida, entre otros, el superintendente de Servicios de Salud de la Nación, Héctor Capaccioli; el titular del Suterh, Víctor Santa María; y la diputada porteña Silvia La Ruffa.

"Alberto es parte fundacional de este Gobierno y va a seguir impulsando nuestra política en la Ciudad", aseguró Kravetz. En ese sentido, el ex jefe de Gabinete mostró su decisión de participar en el armado de la estrategia electoral en el distrito para los comicios legislativos que tendrán lugar en el 2009, en el que el kirchnerismo tendrá enfrente como rivales de mayor envergadura al PRO de Mauricio Macri y a la Coalición Cívica de Elisa Carrió.

Durante el almuerzo de hoy, Fernández descartó, dijo una fuente, cualquier diferencia con Kirchner o con la presidenta Cristina Fernández, y ratificó una vez más que con su salida intentó "oxigenar" la gestión de la jefa de Estado, concepto que había repetido tanto en su renuncia como en sus apariciones públicas posteriores a la designación de su reemplazante, Sergio Massa.

Asimismo, el ex funcionario les adelantó a sus seguidores que la semana próxima encabezará un almuerzo con todos los legisladores del bloque kirchnerista de la Ciudad.