Fuente: ADN Ciudad

escrito por Germán López

La Legislatura finalmente derogó la Ley 1181, que creaba la Caja de Seguridad Social de Abogados de Buenos Aires (CASSABA). A las 5:48 hs. y luego de casi cuatro horas de discursos interminables, la norma fue derogada. Los abogados festejaron en las tribunas.


Luego de más de dos años de exigir la derogación de la Caja de Seguridad Social de Abogados de Buenos Aires (CASSABA), el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal logró su objetivo. Aunque con los votos justos, Jorge Rizzo y su agrupación (Gente de Derecho) festejaron en las gradas del Recinto de la Legislatura la “obtención del triunfo” y la consiguiente derogación de la Ley 1181.

La norma fue derogada con el apoyo de todo el bloque PRO (27 votos, aunque costó sentarlos en sus bancas), y con votos del Frente para la Victoria (Christian Asinelli, Sebastián Gramajo y Juan Cabandié) y de Autonomía con Igualdad (Alejandro Rabinovich).

Con el proceso que derivó en la derogación de CASSABA se podría escribir un libro, y la frutilla del postre podrían ser los diferentes discursos que se dieron dentro del recinto mientras se esperaba la votación que sentenció de muerte a la caja.

Marcelo Godoy, Martín Borrelli, Juan Manuel Olmos, Silvia La Ruffa, Aníbal Ibarra, Pablo Failde, Sebastián Gramajo, Martín Hourest, Patricia Walsh, Oscar Moscariello, Martín Ocampo, Liliana Parada, Cristian Ritondo y Gonzalo Ruanova hicieron uso de la palabra haciendo que la “hinchada” de abogados que poblaron las gradas aplaudiera a todos los legisladores que votaban la derogación y que denostaran por lo bajo a los opositores.

En ese sentido, hubo varias “chicanas” discursivas por parte de los dos bandos de legisladores enfrentados por la derogación o no de CASSABA. Pero los discursos fueron perdiendo fuerza a medida que pasaban las horas y el cansancio le ganaba la batalla a los oradores.

Finalmente, es justo realizar un pequeño reconocimiento para dos legisladores: Diego Kravetz y Alejandro Rabinovich. Ambos pidieron insertar sus discursos para aliviar la tediosa espera cuando las agujas de los relojes ya marcaban las 5:40 hs.

A las 5:48 hs. CASSABA fue derogada por 32 sufragios a favor, 16 en contra y 7 abstenciones, en la que fue la sesión más larga en lo que va del 2008.