Fuente: Noticias Urbanas

En una sesión que marcó récord de velocidad, la Comisión de Seguridad de la Legislatura porteña sacó con dictamen el proyecto para extender el plazo para que los estadios de clubes de fútbol de la ciudad logren la habilitación definitiva. Pablo Failde y Silvia La Ruffa presentaron, en disidencia, un artículo que regula la incorporación de asientos en las graderías.

Por Martín Mérola

Rodeada de hombres, Silvia La Ruffa, presidenta de la Comisión de Seguridad de la Legislatura de la Ciudad, dio inicio a la sesión. Alrededor de la mesa se ubicaban los también legisladores Martín Borrelli, Pablo Failde, Christian Ritondo, Gonzalo Ruanova y Daniel Amoroso.

El orden del día auguraba un tema de poco vuelo político, pero de mucho interés para el ciudadano promedio: la habilitación de los estadios de fútbol porteños. Sucede que el próximo 22 de julio vencería el plazo para que los clubes dueños de los mismos presenten los requisitos necesarios para lograr la habilitación definitiva. Sin embargo, hasta la fecha, ninguno de los éstos fue capaz de lograr presentar todo el material necesario para acceder a ella.

Dentro de la comisión se dieron distintas visiones: Borrelli propuso que el plazo se extendiera por 90 días; Hourest, que durante el mismo lapso no se habilite a nadie; Amoroso y Ritondo, por un lado, y Failde y La Ruffa, por el otro, también aportaron los suyos. Sin embargo, al inicio de la reunión, ya se había concordado sobre un texto, solo quedaba ver si se incorporaba o no una propuesta de los últimos nombrados.

Este artículo, que finalmente quedó fuera del proyecto, proponía un plazo de un año para que los clubes proveyeran de asientos al 75 por ciento de las graderías de sus estadios, y seis meses más para llegar al 100 por ciento. Por la disidencia de sus autores, este artículo irá al recinto, y es allí donde Failde prometió, en charla posterior con NOTICIAS URBANAS, luchar para que se incorpore.

Entre otros detalles que aporta el proyecto, se prevé que los clubes pertenecientes a las categorías inferiores (todas menos la primera A) queden exentos del pago de los derechos de timbre que corresponde a los trámites previstos por la ley. En total, la discusión sobre el tema no llevó más de 5 minutos. El tiempo restante fue para que Ritondo le reclamara a la presidenta de la comisión que se iniciara la discusión del proyecto de la policía porteña, pedido al que ella accedió sin reparos.