Fuente: ADN Ciudad

escrito por Germán López

Los legisladores porteños del bloque Frente para la Victoria, Pablo Failde y Silvia La Ruffa, presentaron un proyecto de ley para que los estadios de fútbol de la Ciudad logren una habilitación definitiva. Hasta el momento, sólo cuentan con permisos provisorios de funcionamiento.


Los diputados porteños Pablo Failde y Silvia La Ruffa (Frente para la Victoria) presentaron un proyecto de ley para que los estadios de fútbol de la Ciudad logren la habilitación definitiva de sus instalaciones. Hasta el momento, poseen permisos provisorios que deben ser actualizados cada vez que se lleva adelante un espectáculo deportivo en el lugar.

“Los estadios de fútbol de la Ciudad jamás han sido habilitados y funcionan de manera irregular desde su misma inauguración. Por ello, es necesario regularizar esta situación a efectos de que los estadios se adecuen a la legislación vigente sin desatender que en su mayoría tienen más de 40 años de funcionamiento ininterrumpido”, dijo Failde sobre la iniciativa y agregó: “Es inadmisible que una actividad de tanta trascendencia popular este funcionando al margen de la legalidad”.

“Hay que exigirle a los clubes de primera división -continuó- que coloquen asientos o butacas en todas las tribunas para que no haya más espectadores de pie en las canchas de fútbol. Esto no es una mera cuestión estética, es una medida de seguridad, aporta comodidad a los espectadores, permite verificar la cantidad de público y previene eventuales accidentes”.

Finalmente, Failde aseguró: “La medida es a todas luces racional y oportuna. Además, la FIFA instruyó a la federaciones de todos los países que en los estadios de fútbol todos los espectadores deben estar sentados”.

Cabe mencionar que están en estudio en la Comisión de Seguridad dos proyectos más al respecto. Uno de ellos, el del diputado Martín Borrelli, plantea la prórroga por 90 días del plazo que vence el 22 de julio para terminar de cumplimentar los requisitos. La otra iniciativa es del diputado Martín Hourest y propone lo contrario, la suspensión por 90 días para regularizar la situación. Frente a este dilema, la Comisión que preside Silvia La Ruffa recibió a los clubes de fútbol con sede en la ciudad de Buenos Aires.