Fuente: ADN Ciudad

escrito por Alejandra Lazo

El Jefe de Gabinete tuvo su primera visita a la Legislatura para explicar el rumbo del Gobierno. Desde la oposición destacaron su presencia pero luego llegaron los cuestionamientos, básicamente, por el endeudamiento previsto para obras públicas y la “improvisación en la gestión”.

Durante más de tres horas, los bloques de la oposición -excepto Autodeterminación y Libertad (Gerardo Romagnoli) y el bloque Eva Perón (Dora Mouzo)- opinaron sobre la exposición realizada por el jefe de Gabinete de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, durante su visita a la Legislatura porteña.

El presidente del bloque kirchnerista en la Legislatura porteña, Diego Kravetz, manifestó: “Estoy sorprendido porque parece que estamos viviendo en Londres y no nos enteramos: Con los niveles de pereza y subejecución presupuestaria que hay en el Ejecutivo, es imposible que exista la Ciudad tal cual nos la contaron”.

“A pesar de los esfuerzos de Rodríguez Larreta por justificar cada una de las carencias en las distintas áreas del gobierno, seguimos sin comprender por qué no empezaron a gestionar si asumieron hace más de siete meses”, subrayó el diputado porteño.

El titular de la bancada K recordó además que el kirchnerismo votó todas y cada una de las iniciativas que el macrismo señaló como indispensables por la gestión: “De forma tal de que se acabaron las excusas y el cuento ese de que éramos nosotros lo que no permitíamos gobernar”.

De nuevo, le ofrecemos a Macri nuestros planes y nuestras iniciativas centrales para agilizar la administración de la Ciudad, cosa en la que sus funcionarios tienen poca experiencia y pocas ideas”, concluyó Kravetz.

Por su parte, la diputada del Frente para la Victoria, Silvia La Ruffa, dio a conocer su preocupación por la falta de políticas concretas para la prevención de las adicciones, el tratamiento y la recuperación de los adictos en la Ciudad, formulando más de 20 preguntas sobre el tema y con respecto a la aplicación de la Ley 2318.

Asimismo, le recordó a Rodríguez Larreta “los anuncios de campaña en los que Mauricio Macri se había comprometido a la construcción de centros de rehabilitación o casas de la vida y lugares de desintoxicación en cuatro hospitales públicos, orientados a la prevención, la asistencia y la reinserción social de aquellos pacientes que presenten este tipo de patología”.

Del bloque Diálogo por Buenos Aires hicieron uso de la palabra los diputados Eduardo Epszteyn, Gonzalo Ruanova y Aníbal Ibarra. Si bien Epszteyn hizo algunas de las preguntas que consideró que no habían sido respondidas por Rodríguez Larreta, su intervención fue más política.

Como primera medida, intentó presentar el video “Des-Haciendo Buenos Aires”, donde se muestra la supuesta falta de gestión del Gobierno porteño, pero no pudo ser emitido en el recinto porque no avisó con anticipación.

Epszteyn realizó entonces una serie de preguntas que comenzaron por el Espacio Público: “¿Si no es negociable el espacio público, por qué no desalojaron el showroom de Caputo? ¿Si no es negociable el espacio público, por qué no desalojaron la playa de estacionamiento que (Jorge) Telerman le entregó en forma gratuita al Hipódromo de Palermo pese a haberlo intimado en enero de este año? ¿Si no es negociable el Espacio Público, por qué el Ejecutivo avala el proyecto de ley para autorizar restaurantes en las plazas?”.

Asimismo, dijo: “¿Cuáles son los estudios de políticas de salud mental que dispone el Gobierno para decidir el cierre del Borda y el Moyano? ¿No obedece a la necesidad de utilizar inmobiliariamente más de 30 hectáreas en lugar de obedecer a necesidad de salud mental?”.

A su término, Ibarra afirmó: “Nos estamos endeudando y no está claro para qué se va a utilizar el dinero”. Además, cuestionó la implementación del sistema de fotomultas.

En tanto, el titular del bloque de la Coalición Cívica, Enrique Olivera, celebró haber recibido el informe del Jefe de Gabinete, al mismo tiempo que solicitó una modificación en el procedimiento de desarrollo de la sesión “hay que ir a un procedimiento que permita repreguntar para no quedarse en generalidades”.

Asimismo, Olivera pidió que Rodríguez Larreta explique por qué no se aprobó una auditoría integral, legal, financiera y de gestión del Instituto del Juego de la Ciudad. “El bloque macrista nunca ha podido explicar porque impidió una auditoría integral al

Instituto del Juego, a pesar de que desde el 2004 la Auditoría General de la

Ciudad denuncia que no hay fiscalización de la corrección de los montos que se percibe de la Lotería Nacional”, añadió.

El bloque del Partido Socialista en la Legislatura de la Ciudad, representado por la diputada Verónica Gómez, expresó: “El Jefe de Gabinete hizo una descripción superficial de lo que se pretende una gestión ideal que sólo aparece en los anuncios, en vez de brindar información detallada sobre los problemas reales de los vecinos y vecina de la Ciudad”.

En ese sentido, Gómez dijo: “La preocupación del socialismo por la insistencia del Gobierno en emitir una deuda innecesaria, en condiciones altamente gravosas y para financiar obras sacadas de la galera; por una supuesta modernización del estado cuyo único objetivo es justificar premios a favor de funcionarios políticos; por el manejo privatizador del espacio público; por la inercia y la terciarización que caracterizan a las políticas sociales y por el incumplimiento deliberado de leyes como la de Comunas o Basura Cero”.

Asimismo, el diputado Alejandro Rabinovich (Autonomía con Igualdad) le consultó a Rodríguez Larreta sobre las vacantes en las escuelas. “Las listas de espera y la falta de vacantes en las escuelas de la Ciudad conllevan a la negación del derecho a la educación a vastos sectores de nuestra sociedad. ¿Cuál es la política que el Gobierno local ha de implementar a fin de evitar que se viole un derecho fundamental de las personas?”, manifestó.

Además, agregó: “El Plan Ciudadanía Porteña está desactualizado y empobrecido debido a que el monto que otorga a cada familia de bajos recursos no fue actualizado durante 2008. Acorde a los niveles de inflación actuales, ¿qué medida va a tomar el Gobierno al respecto?”.

Por último, Rabinovich afirmó: “Si el sistema de separación de residuos sólidos y líquidos fue exitoso en tantas ciudades del mundo, ¿por qué el Gobierno decide abandonarlo en Buenos Aires, en lugar de darle impulso con una fuerte campaña de educación a los ciudadanos?”.

En tanto, el diputado Martín Hourest (Igualdad Social) fue muy crítico con los dichos del Jefe de Gabinete. Como cierre de su intervención subrayó: “Han avanzado mucho en la desestructuración del Estado, la mala noticia es que el hormigón nunca va a matar a la política”.

La diputada Patricia Walsh (Nueva Izquierda), al igual que otros colegas, pidió precisiones respecto de las obras planteadas para los hospitales Borda y Moyano para realizar con dinero del Fondo de Infraestructura Social (FOISO), “siendo que está previsto cerrar ambas instituciones y realizar allí un centro cívico”.

También cuestionó el programa de gestión por objetivos: “¿No les da vergüenza premiar a los funcionarios con hasta 30 mil pesos extra cuando el sueldo básico inicial de los docentes, médicos y trabajadores de la Ciudad hoy no alcanza a la canasta familiar?”.

Por último, el diputado Raúl Fernández (Encuentro Progresista) expresó: “En seis meses de gestión, el Gobierno de la Ciudad no ha definido ni siquiera una prioridad. Como si continuara su campaña electoral, el Jefe de Gobierno sigue hablando de recuperar el espacio público, pero es precisamente en el espacio público donde están los mayares errores de gestión: Se reprimió a los cartoneros; se sacaron y se volvieron a poner las fotomultas; se sacó a inspectores a la calle para controlar el tránsito con directivas represivas sin tener en cuenta los pasos que hay que dar en una campaña de concientización vial, donde lo central es la internalización de las normas de tránsito por parte de los conductores, y se generó un conflicto con los taxistas y los colectivos por los carriles exclusivos”.

A lo que añadió: “Hasta ahora, no ha habido ni una sola medida nueva, ninguna innovación en la gestión. Sólo se reciclan ideas anteriores, como una forma desesperada de hacer algo. A los más altos funcionarios de la gestión no se les ha ocurrido una sola idea que demuestre algún progreso en la gestión, pero el Jefe de Gobierno los premia con aumentos de sueldo y bonificaciones extraordinarias”.