Fuente: El Sol

Las exportaciones de productos agropecuarios subieron durante el período enero y mayo último respecto a igual período del año anterior, de acuerdo a un informe de la Aduana.

Los datos fueron dados a conocer por el jefe de gabinete, Alberto Fernández, tras la reunión que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner mantuvo en su despacho con los representantes de las entidades del campo, para tratar distintos temas vinculados a la actividad.

Cristina estuvo acompañada en esa reunión por Fernández y por el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

Por el campo lo hicieron los presidentes de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi; de CONINAGRO, Fernando Gioino; y de Confederaciones Rurales Argentina (CRA); Mario Llambías; y el vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Biolcati.

En tanto, las comisiones de Agricultura del Parlamento iniciaron anoche el tratamiento del proyecto que establece las retenciones móviles y el fondo de redistribución social. El plenario, que era presidido por los oficialistas Alberto Cantarero Gutiérrez y Walter Agosto, era presenciado por los representantes de la mesa de enlace del agro.

Según el informe de la Aduana, entre enero y mayo se exportaron 27.702 toneladas de productos agropecuarios, un 28 por ciento más respecto a las 20.225 toneladas de enero-mayo de 2007, y los productores cobraron por esas ventas 10.400 millones de dólares, un 63% más respecto a igual período del año an-terior.

En cuanto a la soja, en los primeros cinco meses del año se exportaron 3.800 toneladas, un 18% más respecto a las 3.170. de enero-mayo de 2007, con una recaudación de1.360 millones de dólares, un 70% más en comparación con igual período del año anterior.

En maíz se exportaron 7.400 toneladas este año contra 6.716 del año pasado, es decir un 9% más, por un monto de 1.683 millones de dólares, un 71% más.
En trigo hubo una merma del 6% en toneladas exportadas, que fueron 5.1490 este año contra 5.450 entre enero y mayo de 2007, pero los productores recaudaron 1.537 millones de dólares, un 60% más.

En harina se vendieron en 2008 484 toneladas contra 320 de enero-mayo de 2007, un 52% más, por un monto de195 millones de dólares, un 157% superior.
"El gobierno está muy convencido de la medida que tomó, y por lo tanto se hubiera creído oportuno lo hubiese cambiado, pero estos datos demuestran que no estábamos equivocados", resumió Fernández.

Respecto a los números dados a conocer ayer, el jefe de Gabinete señaló que los representantes rurales "tomaron nota y nos pidieron que se las hiciéramos llegar, algo que haremos".

En la reunión Llambías fue el primero en pedir la palabra ante Cristina y luego lo hicieron Buzzi, Gioino y Biolcati.

Fernández indicó que "pidieron tratar los costos de los agroquímicos, temas inherentes a los pequeños productores y el análisis de la política de carne y láctea, además del perjuicio ganado ovino en el sur por las cenizas volcánicas y la presidenta les contestó que trabajará en ello, además de proponerles trabajar en el Acuerdo por el Bicentenario".

Aclaró que "no se habló de retenciones", al indicar que "quedó en manos del Congreso, y allí se debatirá".

Fernández sostuvo que la reunión fue "franca" y recordó que en los cien días de paro agropecuario "sufrimos desabastecimiento de alimentos y combustible" y la presidenta "pidió que nunca más se repitan esos días aciagos".

"Solamente se dio el primer paso"

Los dirigentes rurales coincidieron en valorar el encuentro, aunque aclararon que "solamente se dio un primer paso". Llambías sostuvo que "las reuniones tienen que tener continuidad" y se mostró con "expectativas" respecto a lo que puede seguir de ahora en más.

Llambías indicó que "se habló de emergencia agropecuaria, de todas las regiones del país, de temas de sequía, del volcán Chaitén y de la construcción de caminos, por ejemplo".

Por su parte Buzzi recalcó que "se reconstituyó la instancia democrática, con discrepancias, pero con respeto y es importante que esto sucediera, que hablásemos no a través de los medios de prensa, sino cara a cara".

Sin desalojo

Diputados de la Ciudad de Buenos Aires del bloque FpV criticaron el intento de desalojo del jefe de Gobierno, Mauricio Macri, a la carpa que instaló el oficialismo en la plaza de los Dos Congresos en apoyo a las retenciones móviles al agro.

Silvia La Ruffa sostuvo que "es lamentable que el gobierno de Macri quiera escudarse en normas administrativas para cercenar derechos esenciales al ejercicio democrático".

A su vez, Diego Kravetz, dijo que "manifestarse es un derecho constitucional" y que "no hay ninguna intención de ocupar el espacio público".