Fuente: Página 12

Por Santiago Rodríguez

Como en vísperas de todo cierre de listas, los principales operadores del oficialismo en la Capital Federal estuvieron ayer en contacto todo el día para definir las candidaturas del Frente para la Victoria, la coalición entre el PJ, el Partido de la Victoria y Nueva Dirigencia con la cual Néstor Kirchner dará pelea en el distrito vidriera del país. Aunque no todos los nombres están resueltos, hay dos que sobresalen: uno es el de la economista Mercedes Marcó del Pont, quien secundará a Rafael Bielsa en la nómina para Diputados; el otro es el del joven K Nicolás Trotta, quien se perfila como primer postulante a legislador porteño.
La danza de nombres de posibles candidatos del kirchnerismo seguirá hasta hoy a la medianoche, momento en que concluirá el plazo para presentar las boletas ante la Justicia Electoral. Las postulaciones de Marcó del Pont y Trotta se sumaban anoche a otra definición no menor de los hombres del Presidente: no se permitirá que ninguna de las fuerzas políticas que en los últimos tiempos aparecieron en la ciudad anunciando su apoyo a Kirchner y Bielsa “cuelgue” su boletas para legisladores de la que llevará al canciller como postulante a la Cámara baja. La decisión tiene el propósito de evitar la atomización del voto oficialista y preservar a los candidatos del oficialismo a la Legislatura, donde el kirchnerismo quiere consolidarse en su afán de llegar a la Jefatura de Gobierno en 2007.
Marcó del Pont ocupará un lugar que en un principio se había imaginado para la subsecretaria de Defensa del Consumidor, Patricia Vaca Narvaja. “El Presidente considera que es mejor que siga en ese cargo”, explicaron a Página/12 un par de operadores del kirchnerismo, quienes confirmaron que el tercero en la lista de diputados será el cineasta Jorge Coscia.
La candidatura de Marcó del Pont fue propuesta por el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, quien conduce las negociaciones con todos los sectores kirchneristas. De buena relación con el ministro de Economía, Roberto Lavagna, la postulación de la economista vinculada al Grupo Fénix resulta del agrado de Bielsa, quien dejó a cargo de las tratativas para la integración de las listas al secretario de Culto, Guillermo Oliveri.
Los kirchneristas consideran posible lograr el ingreso de cinco diputados. Anoche sonaban con chances para el cuarto y quinto puesto la actual legisladora SILVIA LA RUFFA y el judicial Julio Piumato, hombre de confianza del camionero jefe de la CTG, Hugo Moyano.
A Trotta se lo considera en la Casa Rosada la mejor opción para una boleta de legisladores que pretenden que tenga “un perfil generacional y profesional con un promedio de 40 años”. La expectativa del kirchnerismo es obtener 13 bancas. En los primeros lugares de la nómina estarán Juan Manuel Olmos, del Suterh, y alguien del riñón de Bielsa que en el entorno del canciller no daban aún por elegido. Aunque no están resueltos los lugares, después aparecerán casi con seguridad Alicia Bello (FUP), Inés Urdapilleta (del sector de Alberto Iribarne), Alberto Pérez (alineado con Daniel Scioli), Cristian Achinelli (de la línea Kelly Olmos). También habrá dos representantes del Partido de la Victoria (uno a propuesta de Diego Kravetz y otro nombrado por Vilma Ibarra) y un sindicalista que saldrá de un acuerdo entre UPCN y los taxistas. Nueva Dirigencia no tendrá hombres en lugares expectables.