Fuente: Página 12

La Legislatura porteña aprobó hoy la ley que limita la altura para las construcciones en tres polígonos que suman unas 50 manzanas en el barrio de Caballito, excepto en avenidas, tras la presión ejercida por los vecinos.


La zonificación fue modificada en tres polígonos, delimitados por la ley, en los que se reducirán las alturas máximas: de 30 metros a 12 en el primero, de 15 a 12 en otro y de 34 a 28 en el tercero.

La ley fue consensuada entre los bloques y aprobada por unanimidad por los 42 diputados presentes en segunda lectura, tras ser avalada en un primer momento por el cuerpo en noviembre pasado y de ser sometida luego a una audiencia pública con vecinos.

"La idea es que la ciudad tenga un crecimiento planificado, previsible y que no tengamos que salir atrás de la emergencia", afirmó la presidenta de la comisión de Planeamiento Urbano, Silvina Pedreira, minutos antes del debate.

La medida establece un marco legal para las limitaciones, tras el fuerte reclamo de los vecinos, quienes el año pasado realizaron protestas callejeras.

Los motivos para el reclamo eran que la gran cantidad de construcciones hacía que el barrio perdiera su identidad y que colapsaran los servicios.

La norma sólo se aplicará a obras futuras y no afectará ni las obras en marcha ni a las que todavía no comenzaron pero ya cuentan con el permiso, porque en esos casos regirá el derecho adquirido, explicó uno de los autores del proyecto, Sebastián Gramajo -los coautores son Juan Manuel Olmos y Teresita de Anchorena.

Las tres zonas protegidas están comprendidas entre Luis Viale, Seguí, Cucha Cucha y Nicolás Repetto (ocho o nueve pisos máximo); Gaona, Biedma, Seguí y Nicolás Repetto, y Gaona, Seguí, Nicolás Repetto y Viale hasta la avenida San Martín (unos tres pisos), detalló Gramajo.

En todos los casos, se toma como base del cálculo para la altura el ancho de la calle a la que da el edificio, por lo que cuando se trate de avenidas, el límite no es tal (en el primer polígono, por ejemplo, se podrán superar los 40 metros).

En la práctica, en el área ubicada detrás del Hospital Durand se baja la altura a 12 metros, es decir a no más de dos o tres pisos, lo que reduce la capacidad constructiva en un 65%.

En Plaza Irlanda se bajan las alturas de 30 a 15 metros y la capacidad constructiva en un 50%, mientras que sobre la avenida Gaona se bajan las alturas de 38 metros a 24.

Según dijo el diputado Martín Ocampo, radical macrista, la iniciativa "por ahora" se circunscribe a Caballito, aunque reconoció que "hay una problemática similar en otros barrios".

También se aprobó en segunda lectura un proyecto de la diputada Silvia La Ruffa, que permite la rezonificación de otro sector del histórico barrio, para limitar las construcciones a 12 metros, aunque se trata un área pequeña. La ley busca proteger al Pasaje Chirmay, constituido entre las Avenidas Rivadavia y Juan B. Alberdi y las calles Puán y Hortiguera, donde abundan las casas de estilo construidas entre 1920 y 1950.