Fuente: ADN Ciudad

escrito por Alejandra Lazo

Este lunes continuó la discusión sobre la creación de la Policía porteña en el seno de la Comisión de Seguridad de la Legislatura. Fue el turno de la Defensoría del Pueblo, el Ministerio Público Fiscal General y la Cámara de Apelaciones en lo Contravencional y de Faltas.


En el marco de las reuniones semanales que realiza la Comisión de Seguridad de la Legislatura de la Ciudad para analizar y debatir los proyectos de Policía para la Ciudad, el legislador PRO, Cristian Ritondo, dijo: “Estas reuniones semanales son productivas para escuchar a todas las organizaciones e instituciones calificadas en tema seguridad, y de esta manera perfeccionar nuestra iniciativa de la Policía propia”.

Este lunes participaron de la reunión -además de Ritondo- la diputada Silvia La Ruffa (Frente para la Victoria), presidenta de la Comisión de Seguridad; la defensora del Pueblo de la Ciudad, Alicia Pierini; Manuel Izura, en representación del Ministerio Público Fiscal General de la Ciudad; el vicepresidente de la Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Contravencional y de Faltas, Marcelo Vázquez; y el diputado Gonzalo Ruanova (Diálogo por Buenos Aires).

Por su parte, y según informó la Dirección de Prensa de la Legislatura, Pierini recordó a la comisión algunos aspectos del debate que oportunamente dio la Convención Constituyente de la Ciudad en el año 1996, en particular el que motivó el artículo 35° de la Carta Magna local, que establece la creación de “un organismo encargado de elaborar los lineamientos generales en materia de seguridad, tendiente a llevar a cabo las tareas de control de la actuación policial y el diseño de las acciones preventivas necesarias”.

Al respecto dijo: “No debe hacerse caso omiso a la voluntad de la Constituyente, ya que este organismo es una pata institucional imprescindible que habría que crear preferentemente antes que la policía”.

También anunció que desde la Defensoría se está elaborando un proyecto de Ley Marco que establece “las bases axiológicas jurídicas e institucionales de un sistema integral de seguridad pública”.

En tanto, Vázquez señaló: “No hubo hasta ahora, en doce años, ninguna política en materia de justicia y seguridad. Es saludable que la Legislatura tenga la iniciativa de asegurar los servicios policiales”. Además, sugirió que “la ley orgánica de la policía local tenga conciencia de la realidad para que le permita tener vigencia a lo largo del tiempo”.

Por su parte, Izura manifestó: “Es un error creer que los problemas de seguridad se verían mágicamente solucionados con una fuerza policial; la cuestión de la inseguridad debe encararse con políticas intersectoriales. El ejercicio del poder de policía debe desarrollar políticas proactivas y no reactivas, con reglas claras y énfasis en la prevención”.

Y agregó: “El accionar policial debe restablecer los lazos de comunicación con la ciudadanía y recuperar el espacio que el Estado ha venido relegando y necesitamos rescatar”.