Fuente: La Nación

Pide elegir a sus miembros este año


El senador nacional Daniel Filmus se reunió ayer con organizaciones barriales y fuerzas políticas porteñas para reclamar la realización de las elecciones comunales, previstas por ley para agosto de este año, pero postergadas de hecho hasta 2009 por decisión del jefe de gobierno, Mauricio Macri.

El encuentro ocurrió en la Manzana de las Luces, con el objetivo de debatir las estrategias posibles para garantizar los comicios que marcarán el primer paso en la cristalización de la descentralización porteña, que estaba prevista por la Constitución de la ciudad para octubre de 2001, pero que se demoró porque la Legislatura sólo aprobó la correspondiente ley en 2005.

Esa norma preveía la convocatoria a elecciones de las juntas comunales para antes de fines de 2006. La fecha fue postergada por ese cuerpo parlamentario, acuerdo político mediante, por inconvenientes en la confección de los padrones. Por eso, en realidad, la suspensión decidida por Macri es sólo una más, basada en el mismo argumento.

Sin embargo, Filmus convocó a otros dirigentes políticos kirchneristas y de centroizquierda para reclamar, ahora sí, la concreción del proceso. Asistieron, entre otros, los legisladores porteños Diego Kravetz, Silvia La Ruffa y Sebastián Gramajo (Frente para la Victoria), más el presidente del Frente Grande, Alejandro Otero.

Filmus denunció que la descentralización en comunas constituye "otra promesa electoral no cumplida por Macri, que atenta contra la vigencia de la Constitución y el cumplimiento de las leyes en la ciudad". Asimismo, dijo que "las comunas deben constituirse en los mecanismos más idóneos para que sean escuchadas las opiniones de los vecinos en dirección a resolver los problemas más importantes de cada barrio".

La negativa de Macri a realizar este año las elecciones de comunas ya le costó el primer gran revés legislativo: anteayer, el bloque Pro se negó a permitir el tratamiento de un pedido de citación al jefe de gobierno para que diera explicaciones sobre su decisión, por lo que la oposición hizo caer el quórum de la sesión en la que iba a tratarse la ley de ampliación de la red de subtes, requerida por el Poder Ejecutivo.