Fuente: Télam

El traspie político el jueves último en la Legislatura porteña obligó al líder del PRO a pasar para el año próximo su iniciativa de reformar la Constitución local. "Nosotros dijimos que es mejorable, pero hay que esperar otra oportunidad; en este momento no es una prioridad", sostuvo el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta.


El traspie político el jueves último en la Legislatura porteña, el primero desde la asunción de Mauricio Macri en la jefatura de Gobierno, obligó al líder del PRO a pasar para el año próximo su iniciativa de reformar la Constitución local.

"Nosotros dijimos que la Constitución es mejorable, pero hay que esperar otra oportunidad; en este momento no es una prioridad", minimizó el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en diálogo con Télam.

El jueves último, en lo que debía ser una sesión sin demasiados contratiempos para el oficialismo, el PRO no pudo evitar que la oposición lo dejara sin quórum al verse impedida de tratar sobre tablas un proyecto para interpelar al ministro de Seguridad y Justicia, Guillermo Montenegro, y al propio Macri, quienes habían anunciado por distintos medios la suspensión de las elecciones comunales hasta nuevo aviso.

El revés en la Legislatura puso un freno al proyecto constitucional, aunque desde el macrismo confiaron en que es "sólo por ahora" y que la iniciativa será votada el año que viene.

"Se dieron cuenta de que hoy no tienen los 40 votos que necesitan", resumió la diputada kirchnerista Silvia La Ruffa, vicepresidente de la comisión de Asuntos Constitucionales, de acuerdo con quien la actual Constitución "es joven y no fue cumplida en su totalidad".

Aníbal Ibarra, por su parte, aseguró a Télam que le parecía "prudente" que el macrismo desista de la iniciativa, porque "los fundamentos que habían planteado eran meramente economicistas".

Desde el macrismo, sin embargo, tienen otra explicación."Existe la posibilidad dejar el proyecto de reforma para el año que viene y desdoblar las elecciones locales de las nacionales", advirtió un legislador PRO.

En ese esquema, la actual vicejefa de Gobierno, Gabriela Michetti, iría como primera candidata a constituyente, evitando finalmente que la postulen a diputada nacional.

Para la Coalición Cívica, en tanto, la postergación del proyecto es simplemente porque la iniciativa "no tenía sentido".

"Se tienen que haber dado cuentas de que no hay posibilidades de éxito: puede ser que hayan evaluado el riesgo electoral", resumió el diputado Sergio Abrevaya, en contacto con Télam, quien de todas maneras hizo hincapié en que Macri "siempre tiene el proyecto guardado, no abandona la idea".

Abrevaya fue el autor del proyecto de ley que buscaba la interpelación del jefe de Gobierno y su ministro de Justicia y que provocó el abrupto fin de la sesión del jueves último.

En esa línea, la nueva apuesta de su bloque tiene dos ejes centrales:
El primero, presentar un amparo judicial para que se respete la fecha original de los comicios comunales, previstos para el 10 de agosto próximo. El otro, presentar un proyecto para fijar una nueva fecha de elecciones.

Y el resto de la oposición podría acompañarlo en este último. La clave está en el encuentro que el próximo lunes tendrá la comisión de Descentralización, durante el cual se tratará una iniciativa para convocar a elecciones comunales.

"Es una atribución que tiene la Legislatura cuando el jefe de Gobierno no lo hace en tiempo y forma", detalló La Ruffa a Télam. Por lo pronto, y mientras comienza a dirimirse la suerte de las comunas, lo que es seguro es que no habrá reforma constitucional este año.