Fuente: La Nación

Falta aprobar la ley que crea ese cuerpo


La convocatoria a aspirantes a integrar la futura policía metropolitana, que en teoría iba a comenzar ayer, según anunció oportunamente el gobierno porteño, permanecerá demorada más de dos meses ya que la Legislatura de la ciudad todavía no sancionó la ley orgánica por la que se crea esa fuerza de seguridad y la que regirá su funcionamiento.

El Poder Ejecutivo porteño envió el proyecto de ley orgánica hace tres semanas e ingresó para su discusión en la Comisión de Seguridad, que ni siquiera comenzó a tratarlo. Ayer, la presidenta de esa comisión, la kirchnerista Silvia La Ruffa, confirmó a LA NACION que sólo el lunes 12 de este mes empezará -y continuará el resto de mayo y todo junio- una ronda de consultas con funcionarios, instituciones, organizaciones civiles y expertos. Una vez concluida esta serie de presentaciones, la iniciativa será debatida entre los diputados de la comisión.

Los legisladores deberán sopesar también otros proyectos similares con estado parlamentario, elaborados por varios diputados antes de que el gobierno de Mauricio Macri remitiera el suyo. Pero allí no termina todo: cuando la Comisión de Seguridad concluya la discusión y emita despacho, el texto -según lo previsto- pasará por las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Presupuesto, también para ser evaluado.

El peor panorama que prevén en el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño es que la sanción de la ley demore 90 días. Sin esa norma, aseguran que no pueden abrir el reclutamiento, pues dicen que estarían reuniendo aspirantes para un cuerpo que no existe.

Ese ministerio diseñó el Plan de Seguridad Integral para el distrito, que incluyó la conformación de una policía propia, ante el fracaso del traspaso con sus correspondientes recursos de la Policía Federal.

Durante la presentación del plan, el 17 de marzo pasado, el ministro del área, Guillermo Montenegro, confirmó lo que LA NACION había anunciado días antes en forma exclusiva: que el reclutamiento de los policías porteños iba a comenzar el 1° de mayo.

La iniciativa

Sin embargo, sólo hace tres semanas ingresó en la Legislatura el proyecto de ley orgánica de la policía metropolitana que, entre otras cosas, establece que los agentes tendrán estado policial, estarán armados, podrán intervenir en todo tipo de delitos, tendrán escalafón único y dedicación exclusiva (no podrán cumplir tareas adicionales) y recibirán beneficios oficiales para acceder a una vivienda.

La semana pasada, durante el lanzamiento de otro programa, Montenegro fue consultado sobre el avance del proceso para poner en la calle a los primeros uniformados porteños. "El gobierno está cumpliendo con los tiempos definidos. La Legislatura debe sancionar la ley de creación de la policía", respondió y anticipó así la ahora evidente demora. El 1° de mayo llegó, pero sin novedades sobre el reclutamiento de candidatos.

Según pudo saber LA NACION que, tal como dijo Montenegro, otras partes del trámite se realizaron en los plazos estipulados. Durante la visita del canciller español, Miguel Angel Moratinos, la ciudad firmó el uso en comodato de parte del predio del Club Deportivo Español para construir allí las instalaciones del Instituto Superior de Formación Policial. Las obras comenzarán dentro de aproximadamente 10 días, según detallaron los voceros consultados. Apenas sea sancionada la ley, el gobierno porteño tendrá todo listo -agregaron- para iniciar la instrucción de los policías.

Según los cálculos oficiales, un grupo de 500 aspirantes comenzará sus estudios en octubre próximo, por un año. Otros 500 serán formados entre febrero y diciembre de 2009. Para esa fecha, se espera que la policía metropolitana debute en la calle.

La diputada La Ruffa sostuvo ayer que el kirchnerismo no obstaculizará la aprobación de la ley orgánica en la Legislatura. "Creemos que es momento oportuno para discutir sobre la necesidad de que la ciudad tenga o no su policía. Yo entiendo que está legitimada por la autonomía y por el reclamo social de más seguridad", señaló.

Por Angeles Castro
De la Redacción de LA NACION