Fuente: Clarín

Mauricio Macri lanzó ayer duras críticas contra Cristina Fernández de Kirchner. El jefe de Gobierno porteño dijo que la presidenta "no tiene vocación" de resolver el problema de la inflación y advirtió que, si no se toman medidas, los niveles inflacionarios "van rumbo a descontrolarse".

En declaraciones a la prensa formuladas después del lanzamiento de "Buenos Aires, ciudad educativa", el líder de PRO sostuvo que "la inflación ha vuelto".

"Si no hacemos las cosas que hay que hacer -enfatizó- la inflación va rumbo a descontrolarse. Es un cáncer para la sociedad. Ya lo hemos vivido los argentinos, esto destruye la sociedad".

La inflación, a pesar de haber sido uno de los temas en los que los opositores hicieron hincapié en la última campaña electoral, había pasado de largo para Macri. En aquel momento, por estrategia, prefirió concentrarse en hablar sólo de temas porteños.

"Va a seguir con la misma política. Hoy le preguntaron y habló, pero no es más que eso", dijo a Clarín uno de sus colaboradores, para desestimar cualquier otro razonamiento. Aun así, llamó la atención. El mensaje fue parecido al que tiene Elisa Carrió. Insistió Macri: "La inflación destruye la sociedad, genera todo tipo de conflictos, castiga a los que menos tienen. Ha vuelto y tenemos que tomarla en serio".

Desde el kirchnerismo porteño salieron a contestarle. "Que Macri se dedique a gobernar porque el descontrol va a producirse en la ciudad si no se ocupa de la falta de gas en las escuelas, de los insumos en los hospitales y la limpieza", afirmó la legisladora Silvia La Ruffa.