Fuente: Noticias Urbanas

Las diputadas del Frente para la Victoria visitaron la Unidad 20 del Servicio Penitenciario Federal del Hospital de Salud Mental Borda y realizaron críticas sobre la intención del Gobierno porteño de cerrarlo, junto al hospital Moyano. Afirmaron que de esa forma se desconocen los avances realizados por la justicia penal nacional. También se comprometieron a impulsar la creación de una agencia de seguimiento post penitenciario.

Por Martín Mérola

El cierre de los hospitales Borda y Moyano por parte del Gobierno de la Ciudad encontró una nueva oposición en las legisladoras porteñas del Frente para la Victoria, Alicia Bello y Silvia La Ruffa. Las mismas, después de inspeccionar hoy por la mañana la Unidad 20 del Servicio Penitenciario Federal del Hospital de Salud Mental Borda, declararon que de esta forma se ignoran los avances que, según alegaron, se están logrando en materia de tratamiento y asistencia a los pacientes por parte de la justicia penal nacional.

Bello calificó el cierre de los hospitales para transformarlos en la sede del Gobierno de la Ciudad "sin conocer estas experiencias concretas de transformación de la infraestructura edilicia y de los modelos de asistencia y tratamiento", como un intento del jefe de Gobierno, Mauricio Macri, por "esconder la basura debajo de la alfombra". También alentó a los funcionarios de Salud porteños a intercambiar experiencias con el Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos del Gobierno Nacional.

Por su parte, La Ruffa, presidenta de la comisión de Seguridad de la Legislatura porteña, afirmó que "Se puso fin a un modelo medieval en el que los internos de esta unidad eran aislados en celdas pequeñas sin baños, ni luz solar y bajo los efectos de castigos corporales que se contradicen con la vigencia de los Derechos Humanos básicos".

Siguiendo la misma línea, ambas se comprometieron a impulsar la creación de una agencia de seguimiento post penitenciario para que vele el regreso de aquellos que cumplen su condena o que son dados de alta por el Servicio de Salud Mental.