Fuente: ADN Ciudad

escrito por Germán López

El legislador porteño, Pablo Failde, presentó un proyecto para que los edificios u hogares que se comprometan a realizar la “selección de residuos sólidos domiciliaria” tengan descuentos en el ABL. Según el diputado, esta iniciativa le ahorraría dinero a la Ciudad en el pago del tratamiento de la basura.


Desde hace tiempo la Ciudad y la Provincia discuten sobre la basura. Sobre el tema, el diputado porteño, Pablo Failde (Frente para la Victoria), presentó un proyecto de ley para incentivar a los vecinos a que lleven adelante la separación de residuos en sus hogares, y de esta manera permitir la recolección diferenciada de los mismos.

Según la iniciativa, si un vecino realiza bien la tarea, se le descontará el 10% de la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) durante el primer año, y un 10% más durante el segundo. En diálogo con adnciudad.com, Failde explicó: “Volví a presentar este proyecto porque, en su momento, no había tenido buena recepción, no estaba tan instalada la necesidad de separar los residuos en origen y era embrionario el tema de los contenedores”.

A lo que añadió: “Reconozco que es una medida de complicada instrumentación y por eso planteo que dure sólo dos años. Una campaña de incentivos positivos vendría bien para que la gente tome conciencia de esta problemática”.

El “Plan de Incentivo” ciudadano para la clasificación domiciliaria de residuos tiene como objetivo promover “la conducta ciudadana ambientalmente responsable siguiendo los lineamientos de la Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (1854)”, según el texto de la iniciativa. Los autores del proyecto pretenden dividir la Ciudad en zonas y que el Gobierno porteño “cuantifique reducción de residuos sólidos urbanos alcanzada por zona de recolección”.

“El Poder Ejecutivo dispondrá, a través de los organismos competentes, una reducción en la tasa de ABL para los inmuebles destinados a vivienda particular en concepto de 'incentivo por selección domiciliaria de residuos sólidos urbanos'”, según dice el artículo 3 del proyecto.

“Debemos promover una actitud proactiva y comprometida de nuestros conciudadanos porteños en la 'clasificación domiciliaria' o 'separación inicial de residuos'. Los vecinos de la Ciudad tienen un rol fundamental al ser los iniciadores de esta cadena de prácticas sustentables. Sin embargo, pese a ser designados por sucesivas administraciones de la Ciudad como 'responsables', tanto como los demás actores privados y el Gobierno mismo, son los únicos que no obtienen un beneficio palpable”, afirma Failde en los fundamentos de la iniciativa.

“La adecuación de la tasa de ABL al ahorro alcanzado en materia de higiene urbana nos parece una manera justa y universal de traducir el esfuerzo realizado por la comunidad. Generando un círculo virtuoso, que nos lleve a un desarrollo urbano más racional”, agrega el diputado, quien es acompañado en el proyecto por sus colegas Silvia La Ruffa, Diego Kravetz, Alicia Bello (Frente para la Victoria) y Sergio Abrevaya (Coalición Cívica).