Fuente: Ámbito Financiero

ACTOS POLITICOS Y RELIGIOSOS DEBERAN CONTAR CON PERMISOS ESPECIALES. MAS FLEXIBLE PARA MUSICOS

Escribe Patricia García

Una de las normas clave que Mauricio Macri busca sancionar en cuanto pueda, como es el nuevo código para habilitaciones de la Ciudad, da cuenta de algunas curiosidades que despertaron ya la crítica de la posición y correcciones del oficialismo.

Por ejemplo, el Gobierno introduce en el código habitualmente utilizado para las actividades comerciales de todo tipo a las manifestaciones y actos políticos y también casi equipara con restoranes a los comedores comunitarios al momento de exigirles qué tipo de instalación deben tener para la atención de su público.

Más allá de esos artículos –algunos ya vienen siendo modificados por el propio oficialismo- el gobierno macrista obvió integrar al código a los clubes de fútbol. Explicaron en ese sentido, que esperan un informe que deben elaborar las instituciones antes de delinear qué normas deben cumplir para ser habilitados.

El debate comenzó ayer en la Legislatura porteña con los músicos, un gremio clave en la Ciudad a partir de Cromañón, que ha conseguido que la Justicia le dé la razón en varios puntos a los que se viene oponiendo desde la tragedia.

El gobierno macrista quiere endurecer las normas para la habilitación de locales de todo tipo en la Ciudad de Buenos Aires, sobre la base de un proyecto que se elaboró durante la gestión de Jorge Telerman. Para Macri es imperiosa esa norma que intentó hacer votar en forma express durante el verano, pero ya hay varias modificaciones, incluidas algunas obligadas por la Corte porteña que emitió un fallo, días atrás en contra de los dos decretos que emitió el destituido Aníbal Ibarra inmediatamente después de la tragedia de Cromañón.

De acuerdo con el fallo, los legisladores ya borraron la imposición de que los clubes tengan que presentar el cronograma anual de todas las actividades y horarios en la que realizarán recitales o fiestas. En cambio, podrán pedir un permiso especial con una antelación de 15 días. También debieron cambiar la norma en lo que se refiere a la cantidad de personas que pueden estar en un escenario. El límite era 5 y ya no existirá. Finalmente, de acuerdo con lo que decidió la Justicia, se cambia la ocupación en los locales bailables que pasan a poder ingresar 3 personas por metro cuadrado en lugar de 2. Anteriormente era 1 persona por metro cuadrado pero en la práctica no se cumplía.

De ese modo explicó los cambios el titular de la Comisión de Desarrollo Económico, Roberto Destéfano. El legislador macrista cree que lo más importante de la ley es “que cambia el eje de las responsabilidades y a partir de la sanción del nuevo código será igualmente responsable de la habilitación el que la solicita, como los profesionales actuantes y el gobierno que en 10 días deberá expedirla”.

De esta manera el diputado explicó a este diario que el 80de las habilitaciones se obtendrá en forma automática (20% lo representan las llamadas actividades “sensibles” como geriátricos o boliches) pero que “el profesional que intervenga, como escribamos o arquitectos, también podrá ser sancionado por el gobierno en caso de infracciones”.

Sorprendente

Para la kirchnerista Silvia La Ruffa “hay cosas sorprendentes, como que se quiera equiparar un comedor comunitario con un restorán de Puerto Madero. Nosotros consideramos que el comedor debe tener permiso de Desarrollo Social. Tampoco estamos de acuerdo que los actos políticos sean parte del código de habilitaciones, ya está la norma sobre el aviso en el Código Contravencional”.

Otra de las objeciones del kirchnerismo es que no está “bien definido lo que es masivo, se dice más de 500 personas pero no puede tener el mismo régimen una actividad para 501 personas que un recital para diez mil”. El nuevo código, en su segundo capitulo habla de permisos especiales que obligatoriamente tendrán que solicitarse para actividades “recreativa pública” y “espectáculos públicos”. Dentro de ese rubro se define “todo acto, reunión o evento de carácter artístico, musical, festivo, político, religioso o de otra índole” que tenga una convocatoria masiva de público, se realice en lugares no habilitados específicamente para ese fin como estadios, clubes espacios de dominio público. También deberán solicitar un permiso especial lo espectáculos no masivos que sean de “música en vivo”, teatro independiente o peñas folclóricas como en los clubes los que concentren a más de 300 personas.

Por otra parte, la nueva ley dejaría vigente las actuales habilitaciones salgo en los casos en que cambien las condiciones que obligaría a los comercios a una nueva presentación. A partir del nuevo sistema, por otra parte, los vecinos podrán consultar en la página Web del Gobierno porteño en qué condiciones están autorizados lo locales del barrio, como también podrán seguir los trámites para los nuevos permisos.