Fuente: ADN Ciudad

escrito por Julia Ronzoni

Unos a favor y otros en contra. El Plan Integral de Seguridad que presentó este lunes por la tarde la administración porteña que encabeza Mauricio Macri despertó distintas opiniones, expectativas y críticas en todos los sectores políticos de la Ciudad. ¿Qué opinarán los vecinos porteños?


A penas finalizó la conferencia de prensa que brindó este lunes por la tarde el jefe de Gobierno, Mauricio Macri junto a la vicejefa de Gobierno, Gabriela Michetti y el ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro para anunciar el Plan de Seguridad, comenzaron a llegar a la redacción de adnciudad.com distintas opiniones de los distintos actores políticos que pertenecen a la escena política de la Ciudad.

A favor se mostró el legislador Cristian Ritondo (PRO), quien calificó al Plan como “un gran aporte para combatir la inseguridad”. Además destacó: “Este Gobierno va a trabajar para lograr una policía altamente capacitada, que es lo que la sociedad reclama y necesita”.

Desde el kirchnerismo porteño se pudo escuchar al titular del bloque K, el legislador Diego Kravetz, quien sostuvo respecto a la conferencia de prensa: “No han dicho absolutamente nada: sólo hablaron de iluminación, senderos seguros, cámaras y podas de árboles. Es exactamente el mismo plan que presentó De La Rúa cuando era intendente. Todavía seguimos esperando que Macri cuente cuál es el Plan Integral de Seguridad del que viene hablando y anunciando con bombos y platillos”.

“El macrismo sigue haciendo anuncios grandilocuentes pero ninguna obra concreta. Esperamos que se pongan a trabajar y comuniquen de forma seria de qué manera pretenden combatir la inseguridad”, enfatizó el diputado, al tiempo que afirmó: “Toda esta parafernalia era para reafirmar lo que todos sabemos: que se esconden detrás del discurso controlar el espacio público cuando en realidad lo único que quieren es sacar a los cartoneros de las calles y a los artesanos de las veredas”.

Por su parte, la diputada kirchnerista Silvia La Ruffa, quien preside la comisión de Seguridad de la Legislatura porteña, indicó: “Macri no tiene ningún plan. Lamento que siga pensando que la cuestión de la seguridad es sólo un problema policial”.

La Ruffa agregó: “Aunque Macri hable de prevención social del delito no tiene idea de lo que habla porque su propuesta sólo se limitó a repetir acciones que ya existen en otros Ministerios del área social”.

En este mismo sentido, el diputado nacional por la Ciudad, Roy Cortina (Partido Socialista), expresó: “El Plan de Seguridad que anunció Macri deja mucho que desear y no tiene casi nada de novedoso. Es solamente un conjunto de acciones que ya se venían desarrollando en el Gobierno anterior”.

En referencia al personal que integrará la nueva fuerza policial, La Ruffa dijo: “Me preocupa la posibilidad de que miembros de otras fuerzas de seguridad puedan integrar la policía metropolitana sin ningún tipo de restricción. No queremos una policía con mano de obra desocupada, ni que sea parte del movimiento de los sin gorra”. Sin embargo, en la conferencia de prensa, el ministro de Justicia y Seguridad Guillermo Montenegro manifestó que habrá ciertos requisitos que deberán cumplir las personas que se quieran integrar a la nueva fuerza de seguridad como, por ejemplo, el rango de edad de los agentes será de 23 a 30 años, para que no se repliquen los vicios que puedan traer de otras fuerzas de seguridad.

También se manifestó en contra del Plan de Seguridad presentado por el Ejecutivo local, el legislador porteño Martín Hourest. “El Plan de Macri está vacío de contenido. Macri propone un plan sin contar con un mapa articulado del delito. Utiliza el mismo mapa implementado por la Policía Federal, de reconocida debilidad e inconsistencia en la reducción del delito”, afirmó.

Además, el legislador del bloque Igualdad Social remarcó: “El Plan de Macri no tiene estrategia de cooperación interjurisdiccional con la provincia de Buenos Aires ni con otras fuerzas de seguridad federales, como ser la Prefectura y Gendarmería y tampoco hace mención sobre la regulación de la Seguridad Privada, esta omisión resulta alarmante considerando que cuenta con el mismo número de agentes que la Superintendencia de Seguridad Metropolitana”.

Respecto al papel que juega el Gobierno nacional, también hubo opiniones encontradas. Por su parte, el legislador Cristian Ritondo sostuvo: “Lo ideal hubiese sido que la Nación traspase la policía a la Ciudad con los fondos correspondientes”.

Por su parte, el legislador porteño Enrique Olivera (Coalición Cívica) sostuvo: “El Gobierno nacional no cumple con su obligación de transferir los recursos presupuestarios para atender los gastos de seguridad. Seguiremos insistiendo para que la Legislatura porteña inicie las acciones judiciales para que el Ejecutivo nacional transfiera la Policía y los recursos presupuestarios, sin perjuicio de complementar eventualmente su tarea con una policía local”.

“Hay que mejorar la seguridad evitando seguir gravando los bolsillos de los vecinos porque ya están pagando por su seguridad a través de la baja coparticipación federal que recibe la Ciudad”, dijo el titular del bloque de la Coalición Cívica en la Legislatura porteña.

Respecto a esta temática, el diputado nacional Roy Cortina señaló: “Frente a las reiteradas negativas del Gobierno nacional argumentando razones de índole presupuestaria, nosotros hubiéramos preferido reclamar el traspaso de la Policía Federal a la órbita de la Ciudad, aún sin recursos, para poner en evidencia que lo que se está debatiendo es el manejo del poder de coacción en uno de los distritos más importantes del país”.

Luego agregó: “Es un contrasentido crear una fuerza policial propia y, simultáneamente, condicionar su accionar a futuros convenios con la Policía Federal y seguir reclamando el traspaso de la misma con recursos”.

Si bien en la presentación del Plan Integral de Seguridad, Macri fue claro al asegurar que no está prevista una nueva suba de impuestos, el diputado kirchnerista Christian Asinelli decidió salir con los tapones de punta y hacer oídos sordos. Al respecto, manifestó que “Macri trabaja para su interés y la policía pareciera un capricho” y aclaró que “con el impuestazo ya aplicado al ABL y a las patentes de automóviles se podría cubrir tranquilamente este nuevo gasto sin necesidad de otras subas impositivas”.

A pesar de las críticas, también hubo apoyo desde sectores políticos no macristas. Por un lado, el diputado nacional Roy Cortina sostuvo: “No obstante, y en razón de nuestro compromiso con la autonomía de la Ciudad, vamos a evaluar la posibilidad de acompañar la creación de la Policía porteña pero señalando en particular éstas y otras objeciones que mejoren el proyecto”.

En tanto, se escuchó al legislador porteño, Alejandro Rabinovich, quien dijo: “Expreso mi apoyo y compromiso a trabajar en su estudio y posterior debate en la Legislatura, ya que creo necesaria una fuerza policial educada, entrenada y equipada por y para la ciudad; formada con la idiosincrasia y los valores de los vecinos porteños”.

“Lamento la pérdida de tiempo, dado que los lineamientos de este plan son similares a los propuestos hace un año por el ex jefe de Gobierno Jorge Telerman” señaló Rabinovich y añadió: “Considero que la creación de un cuerpo policial local no significa bajo ningún aspecto renunciar al reclamo por el traspaso de los fondos. Por el contrario, es nuestro deber como porteños exigir que se cumpla con nuestra Constitución para contar con una policía autónoma”.