Fuente: Noticias Argentinas

Son 550 agentes que formaban parte de la Guardia Urbana. Se ocuparán de las infracciones viales. Seguirán acompañados por efectivos de la Policía Federal hasta "que la gente los respete"

Ayer la Legislatura porteña aprobó la ley que crea el cuerpo de agentes de control de tránsito con la misma facultad de detener vehículos y labrar multas, tal como lo efectúa la Policía Federal.

El autor del proyecto, el macrista Daniel Amoroso -quien también es presidente de la Comisión de Tránsito y Transporte-, explicó que la ley "va a ayudar al ordenamiento del tránsito, que en los últimos tiempos ha entrado en crisis en la Ciudad de Buenos Aires. No va a tener nada que ver con la ex Guardia Urbana ni con la próxima Policía porteña".

Es que hasta el momento, las multas eran cuestionadas porque el cuerpo de tránsito, ex Guardia Urbana, había sido creado por decreto. Tal es así, que los efectivos debían estar acompañados por agentes de seguridad de la Policía Federal.

"Estamos creando un cuerpo de agentes capacitados especialmente para esta tarea, que va a ser una herramienta importante para enfrentar un problema serio que tiene la Ciudad desde los últimos años", sostuvo Amoroso.

Básicamente, con la aprobación de la ley, el cuerpo de agentes de control de tránsito y transporte podrá labrar actas contravencionales, de comprobación de infracciones, y proceder a la detención del vehículo en la vía pública, tanto en caso de que la infracción de tránsito haya sido constatada y al sólo efecto de confeccionar el acta contravencional o el acta de comprobación.

También podrán adoptar regulaciones transitorias y suspender circunstancialmente el uso de dispositivos o instalaciones viales, cuando razones de orden y seguridad pública debidamente justificadas así lo impongan.

No obstante, los 550 agentes de la Policía de Tránsito estarán acompañados por efectivos de la Policía Federal "hasta que veamos que la gente empiece a respetarlos", según confiaron fuentes del Gobierno de la Ciudad al diario Clarín.

Asimismo, la diputada kirchnerista Silvia La Ruffa consideró que "la implementación de esta ley será una garantía para el momento en que se ponga en funcionamiento el sistema de licencia por puntajes, ya que el control estará lo suficientemente afianzado para que el nuevo registro tenga éxito".