Fuente: DyN

Podrán labrar infracciones, hacer operativos de fiscalización, dirigir el tránsito y el estacionamiento. La votación fue por unanimidad.

La Legislatura porteña aprobó hoy la creación de la Policía de Tránsito de la Ciudad, cuyos integrantes podrán labrar actas contravencionales, infracciones y detener los vehículos para exigir la documentación obligatoria para circular.

Los 44 diputados presentes en el recinto dieron esta tarde su voto positivo a la norma, que crea el Cuerpo de Agentes de Control de Tránsito y Transporte de la Ciudad, en lo que significó el primer proyecto de ley aprobado por unanimidad en el renovado cuerpo de legisladores.

La titular del bloque socialista del Legislativo porteño, Verónica Gómez, dijo que la ley constituye "un paso que consideramos trascendente para la extensión de la autonomía porteña".

La norma ordena que los agentes deben estar presentes en las calles porteñas las 24 horas y los 365 días del año, tendrán un uniforme particular y no portarán armas. Los agentes podrán ordenar y dirigir el tránsito, ejercer el control del estacionamiento en la vía pública, prevenir y hacer cesar la comisión de faltas y contravenciones de tránsito peatonal y de vehículos.

Los agentes serán, además, autoridad de fiscalización y comprobación de infracciones a las normas vigentes y realizarán controles y operativos preventivos, ordinarios y extraordinarios de control y verificación.

El diputado kirchnerista Pablo Failde, coautor del proyecto, dijo que la ley "es necesaria, imprescindible" y soluciona "una situación de ilegalidad manifiesta porque la 'Guardia Urbana macrista', que se puso en marcha con efectos mediáticos, no tenía facultades legales para labrar infracciones". Failde había presentado un recurso de amparo contra un decreto del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, que autorizó a los agentes a labrar multas, aunque un fallo de la Cámara Contravencional las declaró nulas.

El presidente de la Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura, el macrista Daniel Amoroso, dijo que "este cuerpo profesionalizado de mujeres y hombres va a tratar de reeducar a todos los que conducimos en la Ciudad". "Este va a ser un cuerpo profesional, preparado especialmente, con la tarea de ordenar y controlar el tránsito en la Ciudad", agregó Amoroso.

El nuevo cuerpo estará integrado por agentes reciclados de la antigua Guardia Urbana porteña, una fuerza creada durante el mandato del destituido jefe de Gobierno y actual legislador, Aníbal Ibarra, y sostenida por su sucesor, Jorge Telerman. Los agentes estarán acompañados en sus funciones por efectivos de la Dirección General de Policía Comunitaria, que depende de la Superintendencia de Seguridad Metropolitana de la Policía Federal, en forma transitoria.

La diputada Silvia La Ruffa, coautora del proyecto, destacó que "la implementación de esta Ley será una garantía para el momento en que se ponga en funcionamiento el sistema de licencia por puntajes, ya que el control estará lo suficientemente afianzado para que el nuevo registro tenga éxito".