Fuente: La Nación

Lo que dejó el temporal: manifestación contra la concesionaria de la autopista Buenos Aires-La Plata

Fue una protesta de vecinos de La Plata

Las protestas en reclamo de ayuda directa y soluciones estructurales tras las inundaciones producidas el jueves último en La Plata llegaron ayer hasta Puerto Madero, donde 150 personas pidieron una indemnización a la empresa Coviares SA, la concesionaria de la autopista que une la capital de la provincia con la ciudad de Buenos Aires y que tiene sede en el exclusivo barrio porteño.

Otras marchas y protestas se multiplicaron en La Plata y los partidos linderos. Vecinos y productores -como lo vienen haciendo desde que el temporal pasó por la capital provincial- concretaron al menos cinco cortes de rutas en distintos puntos de esa ciudad y de Berazategui, donde el desborde de varios arroyos mantuvo anegadas amplias zonas urbanas y rurales.

Ni las lluvias ni una supuesta falta de respuesta de parte del Estado. Para los que protestaron en Puerto Madero ayer, el único responsable de las inundaciones era Coviares SA, a la que le pidieron una indemnización por no haber hecho "las obras de drenaje necesarias", según explicó a LA NACION un delegado de los vecinos.

La protesta estuvo a tono con las acusaciones del intendente de La Plata, Pablo Bruera, que responsabiliza a la compañía de no haber hecho las obras que debía para impedir que la autopista actuara como un dique en situaciones como la del jueves.

Los manifestantes, según admitieron a LA NACION varios de ellos, llegaron en ómnibus a la urbe porteña por la tarde y se apostaron frente a las oficinas de la empresa, situada en la avenida Alicia Moreau de Justo 170.

Un amplio operativo de la Prefectura evitó que los manifestantes, que a las 18 cortaron la avenida, ingresaran en la empresa.

"Vinimos a pedir una indemnización y no nos iremos hasta que no haya un compromiso firmado por la empresa", dijo a LA NACION Gustavo Herman, uno de los delegados de los vecinos platenses.

El presidente de la empresa , Roberto Servente, en cambio, dijo que "las obras de desagüe están perfectamente realizadas y aprobadas", según consignó la agencia DyN. La visión de los manifestantes ayer era otra. "Los vecinos sufrimos por culpa de la empresa que no hizo las obras necesarias", acusó Ana Sarmiento.

En este sentido, la ministra bonaerense de Infraestructura, Vivienda y Servicios Públicos, Cristina Alvarez Rodríguez, dispuso una investigación para determinar si efectivamente la autopista actuó como dique de contención durante el temporal, impidiendo que el agua de los arroyos Martín y Carnaval escurriera hacia el Río de la Plata.

En tanto, Bruera, pidió al gobierno nacional que rescinda el contrato de concesión si la empresa no inicia en breve las obras que, según afirma, debería haber realizado y no lo hizo.

En La Plata, los vecinos afectados por el temporal realizaron al menos cinco cortes ayer. Dos de ellos fueron levantados cerca de las 16, en tanto que otros tres se mantenían al cierre de esta edición.

La Autovía 2 fue cortada a la altura del kilómetro 45 por vecinos del barrio El Peligro, que vienen reclamando desde hace varios años la realización de obras de infraestructura; mientras que otro grupo de manifestantes bloqueó el paso por el Camino General Belgrano entre las calles Santa Sofía y Albatros, en la localidad de Ranelagh, partido de Berazategui. Ambos piquetes se levantaron a media tarde.

Pero otros tres cortes permanecieron. Se trata de los concretados en las intersecciones de las calles 20 y 483, de la 28 con la 478 y del Camino General Belgrano con la calle 480; todos esos puntos ubicados en la periferia platense, entre Gonnet y City Bell, en una de las zonas más afectadas por los anegamientos.

Ayer, la alerta del Servicio Meteorológico Nacional presagiaba fuertes lluvias que no se concretaron durante el día. Apenas unas lloviznas reflejaron una parte del pronóstico, que para los próximos días anticipa jornadas con cielo parcialmente nublado.

Indemnización en la ciudad

En la ciudad, en tanto, un proyecto de la Legislatura intentará que los vecinos afectados por la lluvia reciban una indemnización mayor que la que ahora les corresponde por ley.

Diego Kravetz, el jefe del bloque kirchnerista de la Legislatura porteña, presentó junto a su compañera de bancada Silvia La Ruffa la propuesta para modificar el monto de los subsidios que otorga el gobierno de la ciudad a los damnificados por inundaciones, que en la actualidad la ley fija en 5000 pesos.