Fuente: Infobae.com

La legisladora kirchnerista Silvia La Ruffa detalló para Infobae.com el plan de su bloque para reforzar la seguridad de la Capital y cuestionó el proyecto de Macri


Por: Silvia La Ruffa

En la apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, el Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, dijo que iba a anunciar un plan de seguridad. Sin embargo, a casi 100 días de gobierno, poco sabemos sobre las ideas fuerzas que animan al ingeniero en materia de prevención del delito y la violencia.

Las estrategias de seguridad no pueden ni deben reducirse solo a la cuestión policial. Desde la asunción de Macri hasta la fecha lo oímos hablar casi caprichosamente de la transferencia de un pedazo de la Policía Federal pero poco nos dice sobre cuestiones relevantes en materia de seguridad.

¿Cuál será el rol de la comunidad en las políticas públicas que formule e implemente el gobierno de Macri? ¿La comunidad será mera espectadora a la que sólo le queda incrementar las medidas personales de seguridad como la adquisición de perros de ataque, rejas, alarmas y otros como la contratación de servicio de seguridad privada? O tendremos una comunidad activa, que participa, que controla la calidad del estado general de la seguridad.

Hasta ahora ningún diputado del PRO ha presentado proyectos que promueva, facilite o institucionalice la participación de la ciudadanía. Nosotros creemos que una comunidad presente es fundamental en las estrategias de prevención del delito y la violencia.

Tampoco conocemos si el gobierno de Macri piensa desarrollar políticas de prevención social del delito y la violencia. Afortunadamente, desistió de la promesa de campaña que sostenía que haría una Agencia de Prevención del Delito en el que se concentrarían todos los planes sociales. A veces es bueno que los políticos no cumplan con sus promesas de campaña. Esta propuesta no comprendía la diferencia entre los derechos fundamentales básicos que todo Estado debe garantizar (Salud, Educación, Inclusión, Vivienda digna) y las políticas específicas que se ocupan de morigerar algunas situaciones sociales que favorecen el ingreso a la criminalidad.

Mucho menos sabemos que ocurrirá con la prevención situacional. O mejor dicho, nos imaginamos. Cuando los ministros de Macri afirman que el espacio público es innegociable comprendemos que la concepción política de espacio público entre PRO y el Frente para la Victoria es antagónica. Para nosotros el espacio público es el espacio democrático por excelencia. El lugar donde todos los ciudadanos y ciudadanas podemos encontrarnos por igual. Es por lo tanto el espacio de la negociación, de la mediación. No de la imposición de un “orden”, vaya a saber por quien establecido.

Las fuerzas de seguridad deben utilizarse fundamentalmente para la disuasión de la criminalidad, no como agentes de control social. Necesitamos un espacio público armonioso, iluminado, amigable que desaliente la comisión de delitos.

Y por supuesto también cuenta la cuestión policial. No conocemos siquiera cuántos efectivos cree Macri que necesita la Ciudad.

Tampoco nada ha dicho en relación a la conducción tanto de la policía de la Ciudad como de la política de seguridad. Volverá Macri al viejo esquema de delegar las cuestiones de seguridad en la policía?

Mucho menos sabemos si cree que la policía de la Ciudad debe capacitarse en los institutos policiales existentes o si la Ciudad necesita un Instituto de Formación Policial conducido por civiles con reconocida experiencia en materia de seguridad.

Y en cuanto a la Justicia, la Legislatura ya ha cumplido con la sanción del Código Procesal Penal para tener una justicia ágil y acorde a las demandas de la ciudadanía y también el Régimen Penal Juvenil. Sin embargo, no hay presupuesto para la implementación de dicho régimen ni mención alguna por parte del Jefe de Gobierno a esta cuestión.

Un último capítulo es el de la prevención de la violencia, fundamentalmente de la violencia de género. En América Latina el 50% de las mujeres sufren violencia psicológica o física en sus hogares en forma reiterada. Este no es un hecho de la vida privada, es una cuestión en la que el Estado debe intervenir para prevenir, informar y asistir. Macri no tiene políticas de asistencia a las víctimas.

Otros aspectos son relevantes en un plan integral pero al menos alguna de estas definiciones esperan los vecinos de la Ciudad. Es tiempo de hechos, no de palabras.


Silvia La Ruffa integra el bloque kirchnerista de la Legislatura porteña. Actualmente, preside la comisión de Seguridad de la Ciudad.