Fuente: Noticias Urbanas

Tras meses de análisis y discusiones, los legisladores de la Ciudad de Buenos Aires aprobaron -en general- el sistema de licencias por puntaje, más conocido como Scoring. En estos momentos se debate el articulado.

Por María José Pérez Insúa

Con un amplio operativo de seguridad establecido por fuera de la Legislatura porteña. pasadas las 17.30 horas, mucho más tarde de lo anunciado, los legisladores de la Ciudad de Buenos Aires comenzaron a trabajar en la primer sesión extraordinaria de febrero. El primer tema que se abordó fue el polémico sistema de licencias por puntaje, conocido como scoring que, hasta último momento fue modificado.

El scoring, por el que se descontarán puntos al conductor que cometa infracciones, empezaría a regir en agosto, ya que el proyecto prevé un plazo de seis meses entre la promulgación y la entrada en vigor. Los legisladores lograron emitir el pasado miércoles un despacho único que incluye 22 infracciones que serán incluidas en una primera etapa y otras cuatro que se sumarán un año más tarde.

Cada conductor recibirá 20 puntos, que se le irán descontando a medida que cometa infracciones. Quien se quede sin puntos, en primera instancia, quedará suspendido por 60 días y deberá realizar un curso de educación vial y aprobar el examen correspondiente para recuperar su carnet. La segunda vez que llegue a cero puntos quedará suspendido para conducir por 180 días. La tercera por 2 años y la cuarta por 5 años.

Según el sistema definido, cada dos años se borrarán los puntos perdidos y nuevamente se contará con 20 unidades. Sin embargo, se acordó que por única vez se recuperarán al año de haberse puesto en práctica, como período de prueba. Correr picadas será la falta más grave: tendrá una quita de los 20 puntos.

Durante la discusión que se dio en el recinto, Verónica Gómez sostuvo la propuesta del Socialismo de impulsar un proyecto para que la Legislatura “exprese su voluntad de desarrollar acciones conjuntas con la Provincia de Buenos Aires en cuanto a seguridad vial se refiere, solicitando a su par provincial que en el corto plazo también implemente un sistema de registro por puntos”.

La iniciativa Socialista pone especial atención en evitar que una persona inhabilitada en la ciudad tenga la oportunidad de obtener el registro en cualquier municipio del conurbano donde no haya constancia de las sanciones que pesan sobre ella, o que directamente la gente opte por sacar la licencia para conducir en la provincia, en donde rigen condiciones menos gravosas.

En tanto, la presidenta de la comisión de seguridad de la Legislatura, Silvia La Ruffa, mostró su satisfacción por la aprobación de la Ley: "la sanción es un paso fundamental en la estrategia de reducción de accidentes de tránsito", aseguró. A su vez, afirmó que "la Ley es parte de un paquete de Leyes que busca producir un cambio cultural para construir un conductor y peatón responsable. Para ello, la Legislatura ha venido sancionando leyes de forma progresiva y paulatina que tienden a mejorar la seguridad vial de la Ciudad".

Por su parte, Martín Borrelli, presidente de la Comisión de Justicia, explicó: “la Ley que hoy votamos es una ley equilibrada y justa, respeta a todos los principios de legalidad, no hace diferencias entre particulares y profesionales y contempla los derechos de los trabajadores”.

Alejandro Rabinovich, por Autonomía con Igualdad, expreso que "El sistema de scoring que hoy votamos implica un cambio de conducta integral que afecta no sólo a los que conducimos sino también a los responsables de labrar las infracciones. Estamos yendo de un sistema recaudador a un sistema que busca mejorar la seguridad vial y reducir la cantidad de accidentes de tránsito en la ciudad de Buenos Aires".

También manifestaron su posición Gonzalo Ruonova, Pablo Failde, Sergio Abrevaya, Martín Hourest, Raúl Fernández, Pablo Failde Gerardo Romagnoli, Patricia Walsh y Martín Borrelli.

En declaraciones a los medios el diputado Gerardo Ingaramo (PRO) manifestó que “las experiencias de los principales países y ciudades del mundo muestran que este tipo de normas no solo sirve, sino salva vidas. Tanto España, Italia, Alemania y, con mayor cercanía, México DF, han demostrado el gran éxito de la implementación del sistema por puntos con índices muy positivos. Espero que esta iniciativa sirva como un faro legislativo para que el Congreso Nacional logre generar el consenso necesario para legislar en la misma línea."

Sobre 52 votos emitidos, 51 votos a favor y 1 en contra, se aprobó la Ley en general. Sin embargo, para aprobar el articulado se debe esperar un tanto más, ya se decidió seguir con los otros proyectos del temario, mientras un grupo de legisladores se ponen de acuerdo en los artículos.