Fuente: Agencia Comunas

-¿Qué opinión le merece la venta ambulante?
Nosotros creemos que el espacio público debe estar ordenado y que este orden no puede ir en contra ni del comercio ni de los trabajadores en el espacio público que en forma legal están ofreciendo sus productos.
En este sentido creemos que esta Legislatura junto al Ejecutivo de la Ciudad tiene que sancionar una norma que contemple todos los intereses contrapuestos y genere realmente un orden.

-¿Cómo se evita la competencia desleal?
Mediante la regulación, el pago de un cánon, mediante la obligación de que exiban las facturas de los productos que han consumido. Claramente estos vendedores no pueden recibir a través del IVA y el pago de ganancias ninguna devolución de los impuestos que pagan mientras que los comercios establecidos sí y claramente el comercio de la Ciudad se ha visto golpeado por las políticas neoliberales de los 90 y por la instalación de los grandes megacentros comerciales más que por la actividad de los vendedores ambulantes.

-Cuando la derecha dice que esta venta crea desorden, ¿cuál es su opinión?
Que la presencia del Estado a través de la regulación y las normas y con la actividad propia del Ejecutivo es la única forma de garantizar que el espacio público no sea un caos y en ese sentido todos debemos trabajar para que así sea.