Fuente: NOTICIAS URBANAS

Durante la tarde del miércoles, los legisladores porteños aprobaron, en sesión especial, 51 de los 53 artículos de la Ley de Comunas. El cupo femenino, las competencias exclusivas que tendrán las comunas y el presupuesto, fueron los puntos que generaron un arduo debate. La opinión de los diferentes bloques

Por Patricio Tesei

En una sesión especial celebrada este miércoles, la Legislatura porteña aprobó 51 de los 53 artículos contemplados en la ley que permitirá descentralizar la ciudad en comunas. Sólo falta tratar la cantidad y la fecha en la que se llevará a cabo la elección de las primeras Juntas Comunales. Tras la sesión, los legisladores expresaron sus impresiones.

"La ley que votamos hoy es el primer paso real que dimos hacia la reforma política que los ciudadanos vienen reclamando desde hace años", expresó el diputado Roy Cortina, del Partido Socialista y presidente de la Comisión de Descentralización de la Legislatura. Por su parte, el vicepresidente segundo de la Legislatura porteña, el kirchnerista Miguel Talento, expresó: "El balance es muy bueno, ya que hemos construido un gran avance en materia legislativa".

El macrista Jorge Enríquez, que participó en buena parte de los debates, reconoció: "No pudimos establecer necesarios criterios de austeridad". Luego destacó que los vocales de las Juntas debían "ser ad honorem", que "no se aceptó limitar sus gastos", y que "el control comunal a escala barrial no necesita debate político sino eficiencia administrativa".

Un duro cruce en la sesión se dio cuando se debatió la iniciativa de aplicar un porcentaje del cinco por ciento al presupuesto destinado a las Juntas. Esta iniciativa, propuesta originalmente por el diputado macrista Mario Morando, era acompañada por los bloques de Compromiso para el Cambio (CpC), Juntos por Buenos Aires y Recrear. La jefa de bloque de CpC, Gabriela Michetti, señaló al respecto, que "el establecimiento del techo del 5 por ciento, tiene por objetivo poner un freno a la posibilidad de que se multipliquen las burocracias que no ayudan a cuidar el dinero de los propios vecinos".

Sin embargo, la propuesta no fue aceptada por los diputados del ibarrismo, el kirchnerismo, el socialismo, el ARI y la izquierda. El presidente del bloque del ARI, Fernando Melillo, reconoció que "al descentralizar funciones y plantear competencias exclusivas y concurrentes, es básico y fundamental no fijar un techo presupuestario: porque en muchos casos, más que las grandes obras, tienen más incidencia en la vida diaria de la gente las pequeñas obras que serán responsabilidad directa de las comunas".

Por otro lado, la diputada kirchnerista Ana María Suppa planteó una defensa de la igualdad de oportunidades entre el hombre y la mujer. Suppa pidió la incorporación en el articulado de la norma del cupo establecido en la Constitución porteña y su iniciativa fue aprobada.

Según sostuvo, el artículo 19 de la Ley de Comunas no garantizaba hasta ese momento la igualdad de oportunidades que promueve la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires. En este sentido, su compañera de bloque, SILVIA LA RUFFA, remarcó que "se debe establecer taxativamente en la norma que las Juntas Comunales estén integradas por hombres y mujeres como mínimo en la proporción que establece el artículo 36 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires".

También, a solicitud de Suppa, se acordó estudiar la inclusión dentro de la Ley de Comunas de una cláusula transitoria que establezca que hasta tanto sea dictada la ley electoral porteña, las listas que presentan los partidos porteños para la elección de los miembros de las Juntas Comunales no puedan incluir dos personas de un mismo sexo en forma consecutiva.

Para la diputada Suppa, la inclusión de esta cláusula transitoria dentro de la Ley de Comunas, complementaria de la modificación de su artículo 19, "es especialmente oportuna porque vamos a promover una mayor participación de las mujeres dentro de un órgano que se propone acercar el gobierno a los vecinos, profundizando los mecanismos democráticos".