Fuente: Noticias Urbanas

El diputado nacional Luis Galvalisi (PRO) encontró nuevos argumentos para sostener que la Policía Federal debería ser traspasada a la Ciudad con su partida correspondiente. La legisladora porteña Silvia La Ruffa (FPV) mantiene otra versión.

Por Alejandra Vignollés

Al postergado traspaso de la Policía Federal al ámbito porteño, se le agregó después el enojo del ministro Aníbal Fernández, quien no dudó en disparar, días atrás, cuando todavía era ministro del Interior de Néstor Kirchner, que los dirigentes del macrismo no estudian. Ergo no saben de qué están hablando cuando reclaman que esa fuerza de seguridad sea transferida a la ciudad con su respectivo presupuesto.

Así Fernández, últimamente en plan pedagógico, les mandó a decir por los medios de comunicación a Mauricio Macri y sus acólitos que para pasar la Federal al ámbito porteño primero deben ser consultadas las provincias. Pero el actual ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de Cristina Fernández ha machacado tanto con que los macristas tienen que estudiar, que un diputado nacional PRO, proveniente de las filas del los demócratas progresistas, Luis Galvalisi, mucho más joven que Aníbal, se lo tomó en serio y emprendió un ceñudo análisis de la Ley de Presupuesto.

Claro que el hombre además es economista y llegó a algunas conclusiones que no dejan bien parado al ex ministro del Interior. No obstante, valiente como todas las mujeres, la legisladora porteña del Frente para la Victoria Silvia La Ruffa se animó a cruzar a Galvalisi y así surgió una polémica muy interesante. Según Galvalisi, la cuestión de fondo “es que cuando uno analiza el presupuesto y toma la jurisdiscción 30, que es específicamente la plata para la Policía Federal, hay una partida para gastos de 1.950 millones para toda la fuerza a nivel nacional y eso está dentro del ejercicio para la administración nacional”. “Esto significa que al estar dentro del rubro de la administración nacional no hay nada que consultar con las provincias porque sino tendría que figurar en sector público nacional, que ahí sí está incluida la partida correspondiente para cada una de las provincias”, afirmó Galvalisi ante Noticias Urbanas. Por lo tanto, para el diputado, “o Aníbal Fernández le miente a la ciudadanía porteña o el que tiene que ponerse a estudiar es él”.

Entusiasmado el legislador con su descubrimiento explicó -durante una entrevista que mantuvo con este semanario en su departamento ubicado a dos cuadras del Congreso de la Nación, donde además se reponía de una lesión en el talón de Aquiles, que lo obligaba a caminar con muletas- que la ley de Presupuesto no es como la de Coparticipación Federal.

“La de Coparticipación Federal sí es una norma que se debe negociar con las provincias porque es el reparto que hace la Nación por la recaudación de impuestos”, precisó el diputado. Pero volviendo a la Policía Federal, Galvalisi indicó que esa fuerza tiene un total de 17 mil agentes en la Superintendencia de Seguridad Metropolitana; 600 en la Montada; 800 bomberos y otros 800 en la Dirección de Policía Comunitaria. “O sea que hay un total de 18 mil personas trabajando, de las cuales aproximadamente el 50 por ciento de los agentes son de Capital Federal, entonces de los 1.950 millones de pesos de presupuesto a la ciudad le corresponden más o menos 1.000 millones”, estimó sin mucho esfuerzo el legislador.

En este sentido, como parece ser que todo es plata, y el dinero es poder en esta vida, “es que si a la Ciudad le transfieren la policía sin su partida presupuestaria correspondiente, yo me pregunto ¿qué va a hacer Fernández con ese dinero?”, interrogó el diputado. Galvalisi admitió, sin embargo, que la Ciudad podría crear su propia policía. “Pero nos enfrentaríamos a dos problemas: si el dinero para mantenerla tuviera que salir de la Ciudad deberíamos aumentarle los impuestos a los porteños, el otro es ¿qué haríamos con las 53 comisarías existentes, si tuvierámos que crear nuestra propia policía con 53 comisarías más?”, se preguntó el legislador. Galvalisi recordó también que en las “últimas provincializaciones que hubo, como las de Neuquén y Tierra del Fuego, la Nación les traspasó a estos distritos la policía son sus propio presupuesto y después les aumentaron la coparticipación”. “Porque las provincias pagan su propia policía por la plata que le envía a su vez la Nación. Busquemos un punto de inflexión, como en Ingresos Brutos, que cuando intervienen varias provincias empieza a funcionar el convenio multilateral, donde se calculan gasto e ingresos de cada empresa y en función de eso se va distribuyendo el impuesto”, propuso el legislador.

Así las cosas, al ser consultada la kirchnerista Silvia La Ruffa, ésta respondió lo siguiente: “Esta cuestión se ha convertido en federal en cuanto el nuevo jefe de Gobierno plantea la necesidad de la transferencia con su respectivo presupuesto, ya sea por aumento de la coparticipación o por transferencia directa de recursos económicos, pero para sostener el traspaso se requiere de una modificación de la Ley de Presupuesto nacional y por lo tanto tiene que ser consensuado con las provincias”, explicó la legisladora.

Por otra parte, La Ruffa afirmó que si se traspasara la policía sin su presupuesto, el Gobierno nacional podría “decidir reorientar esos recursos que le quedarían disponibles a profundizar su rol en tanto policia federal para los delitos complejos”. “En este distrito hacemos gala de autosustentarnos económicamente”, advirtió la legisladora.

Para ella, Macri debería “explicarle a otras provincias que tienen más problemas económicos cuáles serían las ventajas que ellas obtendrían si se le transfieren mil millones de pesos a la Ciudad”. “Entonces es poco probable desde los político que ellas puedan entenderlo, aunque no exista la obligación jurídica de hacerlo”, remató La Ruffa. Por otra parte, la diputada adelantó que “cuando la Ciudad tenga su propia Policía, la Federal no va a hacer de policía de seguridad, sino que va a tener a su cargo los delitos federales, no va a tener la jurisidicción de seguridad”. Según La Ruffa, no va a haber 53 comisarías de la Federal y otras tantas de la local, sino que la Federal va estar ocupándose de los delitos complejos. Para la legisladora, “el mejor sistema para la Ciudad es una policía mixta, esto es crear la policía de la Ciudad de Buenos Aires y ofrecer incentivos para que hombres y mujeres de la Federal quieran voluntariamente pasarse a la Ciudad. Y en ese pase voluntario, que la Nación pueda colaborar durante un tiempo con el sueldo de esos policías”. “Si hoy ganan mil pesos que pasen a ganar 1.500, que mil los ponga la Nación y 500 la Ciudad”, expresó La Ruffa.

Pero hay más. La Ruffa advirtió que también se deberán hacer “convenios con la obra social y con la caja jubilatoria de la policía”. Sobre la capacitación, manifestó: “No me parece que deba haber convenios con el Instituto Universitario ni con la Escuela de Policía, sino que se debe crear un instituto de formación policial de la Ciudad”. Según La Ruffa, el “número ideal de policías para la Capital rondaría los 20 mil hombres y mujeres. Es decir, sólo un poquito más de los que hay en la actualidad, que son unos 17 mil destinados a prevención del delito, más un cuerpo de 2 mil agentes para policía de tránsito”.

Los memoriosos recuerdan que esta misma discusión la habían tenido allá por los finales de la década del 90 el entonces ministro del Interior, Carlos Corach, con el jefe de Gobierno porteño, Fernando de la Rúa. Corach proponía lo mismo que el gobierno kirhcnerista. Es más, dos renombrados kirchneristas como Alberto Fernández y Juliana Marino, cuando eran legisladores porteños hasta presentaron un proyecto de declaración en el solicitaban que la policía fuera transferida al ámbito de la Ciudad con su respectivo presupuesto.